Banco Popular

El Popular estudia un ajuste de unos 2.500 empleados y 300 oficinas

La entidad prescindirá de más del 15% del personal dentro de un drástico recorte de gastos aún por definir

Una oficina del Banco Popular.
Una oficina del Banco Popular.Kike Para / EL PAÍS

El Banco Popular prepara un “drástico recorte de gastos”, como advirtieron durante la ampliación de capital de junio pasado. Esta medida incluiría una reducción de plantilla de unos 2.500 empleados, un 17% de la plantilla, compuesta por 15.000 personas, según apuntan fuentes financieras.

La entidad afirmó que los planes “están en estudio y no se han cerrado las cifras” y que afectarán al banco en España y en Portugal. La cifra final dependerá de los empleados que se apunten al plan de bajas incentivadas. También estudia el cierre de unas 300 oficinas.

El Popular enmarca este ajuste en las medidas que lleva implementando, con dificultades, desde 2012 para adaptarse al desafiante contexto bancario. La caída de los márgenes de la cuenta de resultados, el escaso volumen de negocio, la menor utilización de las oficinas por la digitalización de procesos, así como a las necesidades de incrementar capital, mientras se financia la limpieza del balance por los activos tóxicos inmobiliarios, presionan a medio plazo al Popular y a otras entidades.

Esta situación condujo al banco a realizar una segunda ampliación de capital de 2.500 millones. Los expertos creen que el Popular precisa de medidas drásticas para enderezar el rumbo, por lo que apuestan desde hace tiempo, por una reducción sensible de oficinas y plantilla.

Hasta ahora, el Popular ha sido una de las entidades que menos ha reducido la plantilla en comparación con sus competidores. Entre 2001 y 2015 ha recortado un 23,5% sus oficinas y un 17% el número de empleados, apostando, en la medida de lo posible, por medidas no traumáticas, como prejubilaciones y bajas incentivadas. En 2011 compró el Pastor y sumó 4.000 trabajadores más. También compró el negocio de tarjetas de Citi y de Barclays. Expansión publicó ayer que el recorte afectará a 3.000 empleados, el 20% de la plantilla.

Aviso en la junta

En la junta general de accionistas celebrada en abril, el presidente del banco, Ángel Ron, ya avanzó que Popular seguiría reduciendo sus gastos “en la medida en que así lo aconsejen las condiciones de mercado y los cambios tecnológicos”.

La publicación de la noticia provocó que los representantes de CC OO se dirigieran a la dirección de Banco Popular para reclamar información sobre un posible recorte de plantilla.

Según CC OO, la entidad respondió que no se ha tomado ninguna decisión sobre este asunto y que “la política del banco es no comunicar información vía prensa y menos sobre un tema como este”. Pese a ello, el sindicato insiste en que las políticas que afectan a las personas que trabajan en el grupo deben ser tratadas “debidamente” con la representación sindical mediante un proceso “negociado y transparente”, más aún cuando se trate de decisiones que influyen directamente en el empleo.

El Santander ha anunciado un recorte de 1.380 empleados y 450 oficinas y el BBVA ha recortado la plantilla de Catalunya Banc en 1.557 trabajadores y no se descartan más ajustes.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50