Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Schäuble agita el riesgo de un nuevo rescate para Portugal

El ministro alemán alerta a Lisboa de los peligros de continuar con su política expansionista

El ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble
El ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble EFE

En pleno terremoto por la salida de Reino Unido de la UE, el que quizás sea el ministro más poderoso de Europa, el alemán Wolfgang Schäuble, agitó este miércoles las llamas de la incertidumbre en la otra punta del continente. “Portugal comete un grave error si no se atiene a los compromisos que había hecho”, avisó el titular de Finanzas alemán. Si Lisboa continúa con el giro impuesto por el nuevo Gobierno de izquierdas, “tendrán que solicitar un nuevo programa [de ayuda financiera] y lo obtendrán”, avisó el ministro.

Hace tiempo que es patente el malestar del Gobierno alemán con los nuevos vientos que soplan en Lisboa. La coalición de izquierdas que desde el pasado noviembre dirige el socialista António Costa ha dado la vuelta a la política de austeridad del Ejecutivo anterior. Cada vez que en Lisboa se revierten recortes salariales a los funcionarios, aumentan el salario mínimo, reponen días festivos o dan marcha atrás a las privatizaciones, el malestar en Berlín es mayor. Pero nadie había ido tan lejos como Schäuble al mencionar el peligro de un nuevo rescate, después de que Lisboa concluyera en 2014 el programa financiero.

“Los portugueses no lo quieren [el rescate] ni tampoco lo necesitan si se atienen a las reglas”, añadió el ministro alemán.

La confusión fue además mayor porque en un primer momento se difundió la versión de que Schäuble había dicho que Portugal necesitaba ya un rescate. La reacción de Lisboa fue inmediata. “Teniendo en cuenta las declaraciones del ministro alemán de Finanzas, y aunque él mismo las corrigiera inmediatamente, aclaramos que no barajamos un nuevo programa de ayuda, al contrario de lo que dijo el gobernante alemán”, señaló el Ministerio de Finanzas portugués en un comunicado.

Al final del texto, añade una frase que puede entenderse como una indirecta contra Schäuble: “En estos momentos que atraviesa Europa, el Gobierno seguirá trabajando con la serenidad y la responsabilidad que el proyecto europeo exige”.

En el Ministerio de Finanzas alemán comparan la actitud del primer ministro Costa con la del griego Alexis Tsipras cuando llegó al Gobierno. En Berlín insisten en la necesidad de que los gobernantes recién elegidos respeten los compromisos adquiridos por sus antecesores.

No es sin embargo la primera vez que miembros del Gobierno alemán dirigen los pasos de los países más débiles del euro a través de pronunciamientos públicos. El Ministerio de Finanzas luso asegura que está comprometido a cumplir sus compromisos con los socios europeos, con el Parlamento de su país. “Y, por encima de todo, con los portugueses”, concluye el comunicado oficial.