Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PERFIL

Jordi Gual, el economista jefe discreto que presidirá CaixaBank

El sustituto de Isidro Fainé al frente de la entidad es un reconocido académico que suele ser prudente en sus posicionamientos

Jordi Gual.
Jordi Gual.

Jordi Gual  (Lleida, 1957) no estaba en ninguna de las quinielas que corrían para acceder a la presidencia de CaixaBank. Muy pocos en su entorno conocían el nombramiento, que trascendió anoche. Pero no les ha extrañado, puesto que lo definen como una persona discreta y prudente. Tal vez esa ha sido una de las virtudes que lo han llevado a lo alto de la cúpula del tercer banco español. La otra es su gran conocimiento del sistema financiero europeo, una materia a la que se ha dedicado tanto desde la teoría, a la que se ha dedicado como economista jefe del banco, como de la práctica, desde la dirección de planificación estratégica de la entidad y desde Criteria.

La discreción que todo el mundo resalta no impide que Gual no sea conocido, sobre todo en Barcelona, donde participa en numerosas instituciones y organismos. Es miembro de la junta directiva del lobby empresarial del Círculo de Economía, presidido por el también economista Antón Costas y en el que están Josep Oliu (Banco Sabadell), Marc Puig (Puig) o Juan José Brugera (Colonial), pero también ha formado parte del consejo asesor en materia económica del expresidente de la Generalitat Artur Mas, que presidía Salvador Alemany (Abertis), e imparte clases en la escuela de negocios Iese.

Su página web personal, todavía activa, está presidida por una frase del economista F. A. Hayek. “No es la fuente, sino la limitación del poder, lo que impide que éste sea arbitrario”. La referencia a Hayek no es baladí. A Gual lo definen como un economista jefe de manual. No lo hacen de forma despectiva: de él destacan su capacidad de integrar múltiples variables para describir y anticipar escenarios. "Tiene todas las variables en la cabeza y es capaz no solo de ordenarlas, sino también de hacerlas comprensibles", dice un economista.

Formado en la Universidad de California, Berkeley, donde también dio clases, Gual es un economista liberal. En los años noventa trabajó en la Comisión Europea y más tarde, entre 2002 y 2005, formó parte del grupo asesor sobre Competencia en Bruselas. De ahí, dicen, viene su vocación europeísta y su conocimiento de la política económica de la Unión Europea, sobre la cual ha escrito en libros y numerosos trabajos académicos. Como liberal, defiende la independencia de los bancos centrales respecto a los gobiernos, pero también advierte de los efectos que puede causar la dependencia de una política monetaria expansiva, sobre todo sobre la deuda de los países.

En los foros a los que acude busca el debate de ideas y la discusión sobre política económica, lo cual también se refleja en sus artículos de opinión en prensa. Y aun así, algunos afirman que nunca saben qué piensa, y menos en asuntos políticos. Sus opiniones, dicen, son siempre ponderadas y prudentes. “No se moja”, define un colega.También es sobrio y muy celoso de su vida privada. De él apenas se conoce su gusto por la música y su afición a correr, y varios de sus amigos rehúsan explicar nada más allá de su trabajo académico.

Todos coinciden en considerarlo un analista brillante, con un trabajo reconocido también fuera de España. Su pasado en las instituciones europeas y su pertenencia a organizaciones económicas internacionales explican también que su perfil para la presidencia de CaixaBank, donde no tendrá funciones ejecutivas, sea bien visto en el Banco Central Europeo, que deberá dar luz verde a su nombramiento en las próximas semanas.