Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El FROB pierde 1.293 millones en 2015, un 50% más que el año anterior

El organismo dependiente de Economía lo atribuye a la caída del valor de Bankia, BMN y el ‘banco malo’

Las torres KIO en la plaza de Castilla en Madrid
Las torres KIO en la plaza de Castilla en Madrid Bloomberg

La crisis financiera está lejos de haberse cerrado. Los problemas a los que se enfrentan los bancos nacionalizados se reflejan en las cuentas del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) , el fondo de rescate pagado por los contribuyentes.

 En 2015 se anotó unas pérdidas de 1.293 millones, lo que supone un 50% más que el ejercicio precedente. El FROB dijo que la razón es la anotación de los deterioros derivados de la valoración de sus participaciones en BFA —matriz de Bankia—, la Sareb (el banco malo) y BMN.

En el caso de la Sareb, el fondo de rescate no se ha andado con medias tintas y ha reducido a cero su valoración. Lo ha hecho después de que las pérdidas asumidas por el banco malo le han obligado a amortizar todo el capital y recurrir a los bonos convertibles.

El FROB ha explicado que la disminución de valor de sus participaciones en el capital de BFA y BMN ha supuesto un impacto negativo en la cuenta de resultados por 763 y 144 millones, respectivamente. Aunque los fondos propios de ambas entidades han registrado una evolución positiva respecto a 2014, dice el FROB, esta ha quedado contrarrestada por el comportamiento negativo del saldo de las plusvalías en las carteras de renta fija. Los dos bancos han vendido deuda pública para obtener recursos, pero eso ha castigado las plusvalías anotadas en el balance.

Coste de litigios

En el caso de BFA, el FROB ha recordado que durante 2015 aprobó el reparto con BFA del coste de los litigios derivados de su salida a Bolsa. A Bankia le correspondió aportar el 40% de los 1.840 millones aprobados para este fin y al FROB el 60%.

Pese a todo, el Fondo precisa que dispone de una posición de tesorería suficiente para hacer frente a sus compromisos a medio plazo, y que a cierre de mayo de 2016 el importe de la tesorería no comprometida a corto plazo ascendía a 1.138 millones. También se han publicado las cuentas del Fondo de Resolución Nacional (FRN), administrado por el FROB, que registró un resultado de 936.000 euros en 2015, su primer año de existencia. A partir de 2016, los bancos aportarán 690 millones de dinero al europeo Fondo Único de Resolución, no al FRN.