Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El FMI reclama a Alemania más gasto tras años de apatía inversora

También pide reformas estructurales y en el mercado laboral para integrar a refugiados y mujeres

La directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde.
La directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde. EFE

Hace tiempo que el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Gobierno alemán están enfrentados por sus distintas visiones en torno a la crisis griega. El organismo que dirige Christine Lagarde presiona para lograr un alivio en la deuda helena al que Berlín se opone con todas sus fuerzas. Al mismo tiempo que en Bruselas discuten los ministros de Finanzas del euro sobre una crisis que dura más de seis años, el Fondo tira de las orejas al ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, por su política de ahorro en casa.

El FMI reclama a Alemania que aumente su inversión, sobre todo en infraestructuras y que ponga en marcha unas reformas estructurales que Berlín pide para los demás, pero que en muchos casos no pone en práctica en casa.

“Es necesario un esfuerzo mayor para abordar las necesidades de las infraestructuras públicas. Debido a que la inversión pública se ha mantenido en niveles bajos durante muchos años, la capacidad de poner en marcha nuevos proyectos se ha deteriorado. Pedimos a las autoridades que eliminen rápidamente estos cuellos de botella”, aseguran los funcionarios del FMI que han visitado la primera economía del euro para detectar su estado de salud, debilidades y fortalezas.

El Fondo pide a Alemania también que impulse reformas como una mayor participación en el mercado laboral de refugiados mujeres y personas mayores; o con un sector servicios más competitivo. De este modo, asegura el informe, se revitalizaría el potencial de crecimiento no solo de Alemania, sino de una eurozona renqueante.

El bajo nivel inversor en Alemania también habría contribuido a su enorme superávit de la balanza por cuenta corriente, que, según el pronóstico del FMI, seguirá en niveles récord este año. “Este superávit continuado refleja la combinación de unos altos niveles de ahorro y una inversión doméstica limitada”, concluyen los funcionarios del organismo con sede en Washington.

Las conclusiones del FMI son muy parecidas a las de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), que en un informe reciente reclamaba a Alemania que aumentara sus inversiones y su productividad. "A pesar de su elevada competitividad, el crecimiento en materia de inversiones es inferior a la de otros países de la OCDE", dijo el secretario general del organismo, Ángel Gurría, el pasado 5 de abril en Berlín.