Vodafone y Orange emitirán la Liga las próximas tres temporadas

Los dos operadores llegan a un acuerdo con Mediapro para ofrecer las competiciones domésticas y se aseguran dar todo el fútbol

Cristiano supera a Bravo y decide el partido.
Cristiano supera a Bravo y decide el partido.JUAN BARBOSA (EL PAÍS)

Vodafone y Orange han llegado a un acuerdo con Mediapro para emitir la Liga BBVA y la Copa del Rey de las próximas tres temporadas 2016-17, 2017-18 y 2018-19 a través del nuevo canal beIN Sports LaLiga. De esta forma, ambas operadoras se aseguran la emisión de todas las competiciones futbolísticas ya que anteriormente habían alcanzado un acuerdo para emitir la Champions y la Europa League, cuyos derechos también posee la empresa de Jaume Roures, en las temporadas 2016/17 y 2017/18.

De esta forma, ambas operadoras podrán competir con garantías en su parrilla de televisión de pago con Movistar, que el pasado mes de enero firmó con Mediapro la compra de todos los derechos del fútbol que le faltaban por 2.400 millones de euros, para ofrecer a sus clientes todas las competiciones durante las tres próximas temporadas (Liga, la Copa, Champions League y Europa League).

Tras el acuerdo sobre las competiciones domésticas, los clientes de Vodafone y Orange podrán ver ocho encuentros de la Primera División de fútbol, incluyendo siempre uno del Real Madrid o del Barcelona, así como la mayoría de los partidos de la Copa del Rey (todos excepto semifinales y final).

El 'partidazo'

El contrato se encarece notablemente sobre las temporadas anteriores

En el acuerdo con Mediapro, no se incluye el partidazo de cada jornada, cuyos derechos de emisión están en manos de Telefónica, No obstante, ambos operadores han manifestado que ofrecerán también ese partido para completar toda la oferta. Para ello, o bien llegan a un acuerdo negociado con Telefónica o, en caso de que no sea posible, se remiten a Competencia para que obligue a Movistar a vender dicho partido a un precio regulado, informaron en fuentes de las operadoras.

Las dos compañías recuerdan que una de las obligaciones que impuso Competencia para autorizar la adquisición de DTS (Canal plus) por Telefónica, es que la operadora debía distribuir a terceros los contenidos que adquiera en exclusiva.

Negociarán con Movistar + el 'partidazo' o pedirán la intervención de Competencia

Además, tanto Vodafone como Orange cuentan con la baza de poseer los derechos de emisión de las competiciones domésticas en el canal bares (bares, restaurantes, cafeterías y hoteles) para las próximas tres temporadas, tras resultar adjudicatarias de dicho lote número 8 por la Liga de Fútbol Profesional.

Ambas compañías anunciaron su intención de sublicenciar, "en condiciones económicamente razonables, objetivas y no discriminatorias" este canal, por lo que previsiblemente se abrirá una negociación con Telefónica.

Montante de la operación

De lo que ni Vodafone ni Orange ni Mediapro han dicho una palabra es del montante económico de la operación. Pero teniendo en cuenta que los derechos por el fútbol nacional se han disparado hasta los 3.000 millones de euros, el incremento respecto a lo que pagan por los de esta temporada será notable, informaron en fuentes de la negociación. Así, los costes para Vodafone pueden rondar los 150 millones de euros y para Orange rondar los 100 millones por temporada.

Mediapro pagó en la subasta de la LFP para las próximas tres temporadas 1.900 millones de euros por los ocho partidos y Movistar abonó 750 millones por el partidazo.

Paralelamente, la operadora asturiana Telecable anunció este lunes que había llegado al mismo acuerdo con Mediapro que Vodafone y Orange para emitir Liga y Copa en las próximas tres temporadas

Sobre la firma

Ramón Muñoz

Es periodista de la sección de Economía, especializado en Telecomunicaciones y Transporte. Ha desarrollado su carrera en varios medios como Europa Press, El Mundo y ahora EL PAÍS. Es también autor del libro 'España, destino Tercer Mundo'.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS