Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Competencia investiga a Santander, BBVA, CaixaBank y Sabadell por posibles acuerdos

Estas entidades habrían intercambiado información para fijar precios en la concesión de créditos sindicados

La sede la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), en Alcala, 47, Madrid.
La sede la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), en Alcala, 47, Madrid.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha abierto un expediente sancionador a cuatro de los principales bancos españoles (Santander, BBVA, CaixaBank y Sabadell) por posibles acuerdos anticompetitivos para la fijación de precios y el intercambio de información comercial en créditos sindicados. El organismo ha decidido la apertura de este expediente toda vez que encontró indicios suficientes para ello en las investigaciones que se han llevado a cabo en relación con la contratación de derivados de tipos de interés utilizados como instrumentos de cobertura de riesgo de dichos préstamos.

Las conductas analizadas tienen origen en una denuncia presentada por Inversiones Empresariales Vapat, S.L.U. y sus empresas filiales, por una posible infracción de la normativa de competencia y, en particular, del artículo 1 de la Ley 15/2007, de 3 de julio, de Defensa de la Competencia (LDC).

La incoación de este expediente no prejuzga el resultado final de la investigación. Se abre ahora un periodo máximo de 18 meses para la instrucción del expediente y para su resolución por la CNMC. De verificar las conductas sospechosas, el organismo que preside José María Marín Quemada procederá a evaluar la sanción que impone a las entidades, que puede alcanzar el 10% de su cifra total de negocios si se considera muy grave. La CNMC debe analizar, por tanto, el alcance de la infracción, las características del mercado afectado, la duración de la práctica y los efectos sobre los consumidores u otros operadores económicos para determinar el volumen de la multa.

El crédito sindicado es una de las formas en que las empresas consiguen financiación externa a través de deuda. La diferencia entre los créditos sindicados y los préstamos normales se basa en que la cantidad es mucho mayor, por lo que se recurre a varias entidades. Se utiliza cuando una empresa necesita un préstamo para financiar un proyecto o una inversión y como los bancos tienen límites de lo que pueden prestar, por la diversificación de sus riesgos de cartera, necesitan compartirlo.