Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El banco malo dice que devolverá las ayudas que recibió del Estado

La Sareb pierde 472 millones antes de impuestos en 2015, un 53% menos

El presidente de Sareb, Jaime Echegoyen.
El presidente de Sareb, Jaime Echegoyen.

El banco malo —la Sociedad de Gestión de Activos (Sareb)— ganó 330.000 euros en 2015 cifra simbólica, ya que se debe a los 472 millones que tuvo de crédito fiscal por parte del Estado. Sin embargo, fuentes de la entidad dicen que ha enderezado el rumbo (“si todo sigue como hasta ahora”) por lo que “no pedirán más capital a los accionistas en los 12 años de vida que nos quedan y el Estado no afrontará gastos de la deuda avalada”. La Sareb cuenta con 2.192,4 millones del Estado, además de los 43.094 millones que debe a las cajas quebradas que le pasaron los activos, que están avalados por el Tesoro.

El banco malo dice que devolverá las ayudas que recibió del Estado

La Sareb ha aplicado la nueva circular del Banco de España, lo que ha trastocado todas sus cuentas. El nuevo texto ha exigido nuevas provisiones de 2.044 millones. Ya habían hecho 968 millones, lo que supone que han provisionado 3.012 millones en total. Esta cantidad es la minusvalía que han tenido entre la valoración de los activos recibidos y la tasación actual.

El banco malo dice que devolverá las ayudas que recibió del Estado
Para hacer frente a esta pago, la Sareb convirtió 2.171 millones de deuda subordinada de sus accionistas (remunerada) en capital, algo que no fue un plato de gusto para los bancos y aseguradoras que han aportado el dinero, como admiten fuentes de la entidad. De hecho, buena parte de los bancos han tenido que provisionar contra sus beneficios esta conversión de deuda en capital.

Pero la Sareb cree que ha pasado lo peor. Ahora se ve en condiciones de poder dar beneficios a partir de 2017, ya que entiende que marcarse este objetivo para 2016 sería “demasiado ambicioso. Nos parece razonable dar beneficios a partir de 2017”, señalaron. Por eso, estas fuentes creen que no pedirán más capital a los accionistas ni llegarán a producir impagos de su deuda que obligara al Tesoro a aportar dinero, ya que toda la deuda cuenta con aval público. Todo esto, siempre que no ocurran “sorpresas inesperadas”. “Si al cabo de 12 años no podemos devolver todo el capital, les entregaríamos activos para compensarles”, dijeron estas fuentes. No obstante, admitieron que los efectos de la circular del Banco de España no ha acabado y que es una norma que les somete a provisionalidad ya que tendrán que volver a tasar sus activos cada año o cada tres ejercicios.

Las cifras de la Sareb son mareantes. Tienen 105.000 inmuebles, 80.000 préstamos con 375.000 garantías. La migración de estos activos desde las cajas quebradas ha supuesto mover cuatro millones de documentos y localizar 352.000 llaves. “Es algo único, no creo que exista otro caso parecido”, dicen en el organismo.

Tras la conversión de la deuda, ha pasado a tener un patrimonio de 2.382 millones frente a los 3.950 millones de 2014.

Nuevo marco

El nuevo marco contable, que ha obligado a la sociedad a valorar individualmente y de manera periódica todos sus activos, también establece la necesidad de aplicar de forma retroactiva el saneamiento y a reformular las cuentas del año precedente. De este modo, casi el 90% de las provisiones han recaído en los años 2013 (1.348 millones) y 2014 (349 millones). La provisión por deterioro tras la circular para el año 2015 fue de 337 millones.

El nuevo resultado de 2013 dió pérdidas de 1.609 millones y el de 2014 de 804 millones. En sus tres años de actividad, el banco malo ha reducido su cartera en un 15%, ha ingresado 12.801 millones y ha amortizado 7.300 millones de la deuda que emitió para comprar activos. Ha puesto en el mercado 35.250 inmuebles y ha gestionado unas 28.000 propuestas de las promotoras. “Nacimos para resolver un problema y estamos encaminados a hacerlo. Podíamos haber fundido el mercado inmobiliario y el sector financiero, pero no lo hemos hecho”, admiten.