Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El BCE cree que los tipos bajos fuerzan a la banca a cambiar de modelo

El Eurobanco dice que el entorno económico llevará a la banca a depender menos del negocio tradicional, basado en los intereses

Daniéle Nouy, presidenta del Mecanismo Único de Supervisión del BCE. Ampliar foto
Daniéle Nouy, presidenta del Mecanismo Único de Supervisión del BCE. EFE

El actual entorno económico, en el que las entidades de la eurozona se enfrentan a un escenario de baja rentabilidad con los tipos de interés en mínimos históricos, debería ser un incentivo para que los bancos cambien sus modelos de negocio. Así lo cree la presidenta del Mecanismo Único de Supervisión del Banco Central Europeo (BCE), Danièle Nouy. A su juicio, la persistencia de los bajos tipos de interés —llevan cuatro años por debajo del 1%— en un entorno de crecimiento económico muy moderado junto con las exigencias de mayores provisiones "forzarán a algunos bancos a revisar sus modelos de negocio".

"El actual entorno económico podría ser un incentivo para que algunos bancos cambien sus modelos de negocio, en particular depender menos del negocio tradicional generado por los ingresos por intereses", ha añadido Nouy en un evento celebrado en Milán (Italia). Por otro lado, la responsable de la supervisión bancaria de la eurozona ha reiterado la necesidad de que las entidades de la zona euro cuenten con capital suficiente de calidad en sus balances. No obstante, Nouy ha destacado otros retos a los que se enfrenta la institución en la supervisión bancaria, incluyendo la gobernanza de las entidades, así como los ataques informáticos.

"El riesgo cibernético, incluyendo los ciberataques, es la versión digital del clásico robo de bancos", añadió la banquera francesa, refiriéndose al examen de ciberseguridad realizado en el que se identificaron los bancos a los que al BCE gustaría someter a inspecciones sobre el terreno. "Estamos estableciendo también un proceso para vigilar de cerca incidentes informáticos significativos, lo que nos debería permitir contar con una buena visión general de las tendencias relacionadas con el riesgo cibernético", ha concluido Nouy.

En lo que va de año, la banca europea ha despedido a 173.000 personas. Detrás de esta tendencia, los analistas coinciden en tres causas: el entorno de tipos bajos al que se ha referido este martes Nouy, que penaliza el negocio clásico de la banca —la concesión de crédito—; las duras exigencias de capital de Basilea III, que tratan de purgar los excesos que llevaron a la Gran Recesión y la menor necesidad de personal por el cierre de sucursales físicas.

Más información