Caso Marsans

Los problemas de audición de Díaz Ferrán retrasan el juicio por Marsans

El exjefe de la patronal CEOE se somete a un examen forense para comprobar que su audífono no funciona

Díaz Ferrán en la Audiencia Nacional antes de suspenderse la vista.
Díaz Ferrán en la Audiencia Nacional antes de suspenderse la vista.P. C. / EFE

La Audiencia Nacional ha aplazado hasta el próximo mes de enero el juicio contra el expresidente de la CEOE Gerardo Díaz Ferrán por apropiarse de 4,4 millones de euros correspondientes a reservas de más de 4.000 clientes de Viajes Marsans, que no pudieron disfrutar el viaje que tenían contratado. El tribunal ha decidido suspender la vista oral después de que el empresario, que lleva en la cárcel desde diciembre de 2012, se sometiera a un examen forense para evaluar los problemas de audición que padece y se comprobara que su audífono no funciona.

Más información

El antiguo jefe de los empresarios españoles acumula dos condenas penales. El pasado julio, Díaz Ferrán también se conformó con una pena de cinco años y medio de prisión por el vaciamiento patrimonial del Grupo Marsans; y en diciembre de 2013 fue condenado a dos años y dos meses de cárcel y 99 millones de euros de multa por el fraude a la Hacienda española en la compra de Aerolíneas Argentinas.

La Fiscalía de la Audiencia Nacional acusaba a Díaz Ferrán en este caso de quedarse con el dinero que 4.706 clientes de Viajes Marsans abonaron como reserva de sus vacaciones desde el año 2009. Este dinero debía ser ingresado en las cuentas de las mayoristas que iban a prestar el servicio, sin embargo se destinaron a “otros fines ajenos” a la actividad del grupo y no a abonar los servicios contratados, con lo que los clientes, que pusieron cantidades de entre 130 y 5.834 euros, no pudieron realizar el viaje.

El 20 de abril de 2010, la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA) retiró a Viajes Marsans la licencia para vender billetes de avión por impagos. Un día antes, el 19 de abril, los directivos de la empresa turística pidieron por correo electrónico a sus oficinas que depositaran el dinero de las reservas en una cuenta de la sociedad Marsans Shooping. Esta cuenta acumuló 2,46 millones de euros, de los que 1,07 fueron traspasados a otras sociedades y 1,14 se retiraron mediante cheques al portador.

Entre el 9 de junio de 2010 -el día antes de la presentación del concurso de acreedores- y el 30 de junio se libraron 13 cheques por valor de 1,14 millones de euros desde esa cuenta, de los que 344.481 euros fueron entregados a Naviera Grimaldi para que retiraran la solicitud de concurso, 100.000 a preparar el aval de IATA de Viajes Atenea, 300.000 retornaron a Viajes Marsans y 500.000 fueron cobrados por empresas ajenas al grupo.

El 25 de junio de 2010, el Juzgado de lo Mercantil número 12 de Madrid decretó el concurso de acreedores del Grupo Marsans. La compañía quebró dejando un déficit patrimonial de 271 millones de euros (373 millones si se tienen en cuenta sus filiales), ya que contaba con un pasivo de 552 millones, frente a un activo de 281 millones de euros y con 11.409 acreedores.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50