Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Queda desierta la subasta de los dos Ferrari regalados al Rey Juan Carlos I

Solo se ha presentado una oferta que no alcanzó el precio mínimo de los coches

Dos de los coches subastados ATLAS

Los dos Ferrari FF regalados al Rey Juan Carlos I no encuentran comprador. La apertura de sobres de la subasta efectuada en la mañana de este viernes ha dejado como balance una única oferta por los dos vehículos que no alcanzó el precio mínimo que se pide por ellos, que asciende a 695.000 euros (350.000 por el negro y 345.000 por el gris, con dos roces y 763 kilómetros recorridos), por lo que la subasta se ha quedado desierta.

Hacienda no ha facilitado datos sobre la identidad del interesado ni de a cuánto ascendió la única puja de la subasta. Tampoco ha revelado de momento los pasos que seguirá tras la puja fallida. Los coches seguirán por tanto aparcados en las dependencias del Parque Móvil del Estado, donde llegaron después de que el Rey donara el regalo a Patrimonio Nacional y a su vez este lo cediera a la Administración General del Estado para su venta. Hacienda abrió un plazo para que cualquier interesado visitara los coches entre el pasado 19 y 23 de octubre, y el periodo para la presentación de ofertas se extendió dos semanas hasta el 30 de octubre.

Los coches, matriculados a finales de septiembre de 2012, tienen una cilindrada de 6.262 centímetros cúbicos con 12 cilindros en V, nivel de emisiones Euro 5 y 486 caballos de potencia. El informe de tasación explica que entre su equipamiento hay una placa dedicada en plata, alfombras de equipaje de cuero, extintores de mano, ruedas deportivas de 20'' y acabado diamante, entretenimiento para asiento trasero, bandejas de cuero, sistema de sonido HIFI de alta potencia, cámaras frontal y de aparcamiento, volante coloreado, sintonizador de TV, pantalla para pasajeros y ventanas traseras de privacidad.

Los Ferrari fueron un obsequio del jeque Mohamed bin Rashid al Maktoum, primer ministro de los Emiratos Árabes, que los hizo llegar al Rey en noviembre de 2011 tras la visita del Monarca español al país para ver un Gran Premio de Fórmula 1.

Más información