Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las Bolsas se disparan y el euro cede terreno tras el anuncio de Draghi

Telefónica sube más de un 5% por la mejora de las perspectivas del sector de telecomunicaciones

Vista general de la Bolsa de Fráncfort (Alemania). Ampliar foto
Vista general de la Bolsa de Fráncfort (Alemania). EFE

La promesa de Draghi de más estímulos en diciembre dispara las Bolsas y deprime la cotización del euro frente al dólar. Antes de que terminara la rueda de prensa en la que el presidente del Banco Central Europeo (BCE), los principales parqués del Viejo Continente dejaban a un lado la atonía predominante en la jornada y ya repuntaban más de un 1%. El efecto, en cambio, se multiplicaba al cierre: el Ibex español escalaba por encima del 2%, el CAC francés subía un 2,3% y el DAX alemán escalaba un 2,5%. El euro, por su parte, cedía más de un 1,8%, caía por debajo de la barrera del 1,12 y rebasaba así su mínimo de las últimas tres semanas.

"Draghi ha hablado sin tapujos", señala Valentin Marinov, jefe del departamento de grandes divisas de Crédit Agricole en Londres en declaraciones a Bloomberg. "Esto ha empujado al euro a la baja, a pesar de que su cotización ya descartaba parte del pesimismo (sobre la evolución económica)", apunta.

La teoría del cuanto peor mejor ha vuelto a dar este jueves buena muestra de que funciona bien en los parqués. Como en septiembre, el discurso de Mario Draghi fue pesimista: los riesgos procedentes de China y del resto de emergentes siguen muy presentes, las materias primas —con el petróleo a la cabeza— siguen en mínimos de los últimos años y la inflación europea, lejos de despegar, volvió el mes pasado al temido terreno negativo, alejándose aún más del objetivo del 2% que fija el propio BCE. La diferencia frente a entonces es que las expectativas de más madera monetaria han pasado a convertirse, este jueves, en una certidumbre para los inversores: en diciembre el eurobanco comprará más deuda, tanto pública como privada.

Una ampliación del programa de expansión cuantitativa —conocido como QE en la jerga financiera, por sus siglas inglés— tiene dos implicaciones inmediatas: por un lado, significa una divergencia aún mayor entre la política del BCE, netamente expansiva, y la de la Reserva Federal (FED) estadounidense, que se acerca cada día más a la primera subida de tipos desde 2006 —buena parte de los analistas apuntan al 16 de diciembre como fecha clave—. Por otro, es un motivo claro para el avance de las Bolsas: la nueva liquidez inundará aún más los mercados y buena parte del dinero en circulación irá a parar a unos parqués que en los últimos meses han sufrido un fuerte revés por las persistentes dudas sobre la salud económica de los emergentes.

Subida de las 'telecos'

Orange y la oferta de Liberty por Cable & Wireless disparan las telecomunicaciones

Aunque la subida de las Bolsas ha sido prácticamente generalizada, con solo un puñado de valores europeos en terreno negativo, los grandes valores de telecomunicaciones han sido los grandes beneficiados. En España, las acciones Telefónica —impulsada además de por el movimiento de Draghi, por un repunte común a todo el sector europeo— ha cerrado la jornada con un alza del 5,3%, seguidas a bastante distancia de los títulos de Santander (+3,2%) e Inditex (+3,1%). Se da la circunstancia de que son las tres mayores empresas del índice por capitalización. En el conjunto de la eurozona, la teleco francesa Orange ha liderado la tabla de ascensos con una subida del 7,5%, mientras que Deutsche Telekom subió un 4,4%.

A esa explosión bursátil ha contribuido las buenas expectativas de Orange. El presidente del grupo, Stéphane Richard, indicó que 2015 será el último año de caída ingresos y de rentabilidad para el sector, y que en 2016 mejorarán notablemente los resultados y la rentabilidad. Ya en 2015, la compañía ha revisado al alza su Ebitda hasta los 12.300 millones de euros

En esa fortaleza de las telecomunicaciones también ha influido el hecho conocido este jueves de que Liberty Global, propiedad del multimillonario John Malone, está en conversaciones para adquirir Cable & Wireless, en una operación que puede alcanzar los 5.000 millones de dólares, según publicó The Wall Street Journal, y reconoció Cable & Wireless.

Las primas de riesgo periféricas también han capitalizado el viento de cola del BCE. El diferencial entre el bono español a 10 años y el alemán, considerado libre de riesgo, se ha desplomado ocho puntos básicos en la jornada, hasta los 110. En un movimiento incluso más acusado, la prima de riesgo italiana ha caído en ocho puntos básicos, hasta los 95, su mínimo de los últimos siete meses.

Más información