Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Islandia devuelve el último tramo del rescate y sale del radar del FMI

El país nórdico, uno de los más golpeados por la crisis financiera, es una referencia entre los países rescatados

Islandia
La laguna glaciar de Jokulsarlon, al sureste de Islandia, donde el turismo está creciendo.

Islandia sigue cumpliendo hitos. Hace poco más de un mes superó los niveles de actividad económica previos a la crisis y hoy Reikiavik ha devuelto el último tramo de ayuda del Fondo Monetario Internacional (FMI) antes de tiempo. El organismo presidido por Christine Lagarde ha informado este viernes en una nota de la devolución de los 334 millones de dólares (293 millones de euros) que faltaban por repagar. En realidad, lo que las autoridades islandesas han hecho ha sido juntar los 11 pagos que restaban por pagar, con fechas de devolución que fluctuaban entre el 14 de octubre de este año y el 31 de agosto de 2016, y reintegrarlo en único abono. Desde hoy, Islandia abandona el radar del Fondo Monetario.

El adelanto en la devolución del rescate acordado en noviembre de 2008, tras el hundimiento del sistema financiero islandés, viene siendo la tónica habitual en el caso de Islandia. En 2012, las autoridades del país nórdico devolvieron el primer tramo de ayuda casi un año antes de lo previsto.

Lagarde ha expresado desde Lima (Perú), donde el organismo que preside celebra su reunión anual, la intención del FMI de mantener una relación futura "constructiva" con las autoridades islandesas. "La devolución temprana del préstamo a Islandia marca un fin satisfactorio al intenso compromiso con el Fondo Monetario que comenzó en lo más profundo de la crisis financiera", ha remarcado. El pasado mes de septiembre quedará, por tanto, para la posteridad como el último mes en el que una delegación del FMI visitó Reikiavik para supervisar la estrategia económica islandesa.

Islandia, uno de los países más golpeados por la crisis financiera de 2008, se ha convertido en un emblema entre los Estados rescatados. Vivió el colapso de las principales entidades financieras del país, a las que dejó caer, y logró salir adelante como pocos predecían en los años más negros de la debacle económica. Sus constantes económicas son la envidia del arco mediterráneo: según las cifras del propio Fondo Monetario, su economía crecerá este año un 4,1%, se creará suficientes puestos de trabajo para reducir la tasa de paro al 3,7%, casi pleno empleo; los sueldos crecerán un 8,3% nominal y un 5,9% en términos reales, pues la inflación será de un 2,3% de media anual, y las cuentas públicas cerrarán el ejercicio con un superávit del 0,8% del PIB.

"La recuperación islandesa ha sido impresionante. Es el país que ha mejorado de una forma más rápida y sólida de los que han sido golpeados por la crisis", resumía en septiembre el secretario general de la OCDE, Ángel Gurría. Hoy, Reikiavik ha vuelto a demostrarlo.