Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fainé pide aprovechar la digitalización para conocer mejor al cliente bancario

“Hay que combinar las herramientas bancarias con las digitales para un modelo bancario más competitivo”, declara el ejecutivo

Desde la izquierda: el presidente de Caixabank, Isidro Fainé, con el ministro de Economía, Luis de Guindos
Desde la izquierda: el presidente de Caixabank, Isidro Fainé, con el ministro de Economía, Luis de Guindos EFE

La digilitalización transformará el sistema bancario. Ese es el mensaje que lanzó este viernes en Washington el presidente de CaixaBank, Isidro Fainé, en el Congreso del Instituto Mundial de Cajas de Ahorros y Bancos Minoristas (WSBI por sus siglas inglesas), centrado en la adaptación a la era digital. Fainé participó en el evento como vicepresidente del WSBI, y presidente de la Agrupación Europea de Cajas de Ahorros y Bancos Minoristas, y de la Confederación Española de Cajas de Ahorro (CECA).

El banquero catalán defendió la importancia del aprendizaje contínuo en las entidades minoristas y de satisfacer al cliente: ganarse su “confianza”, entender mejor sus necesidades y ofrecerle más de lo que espera.

“La digitalización y la innovación son áreas clave que nos afectarán claramente”, dijo Fainé. Ante este escenario, defendió la necesidad de “combinar las herramientas bancarias con las digitales para convertirnos en un modelo bancario más competitivo”. Y abogó por impulsar nuevas estrategias que permitan “acercarse y conocer” más al cliente, y entrar en nuevos servicios financieros. Por ejemplo, mediante el uso del big data, el análisis de numerosos datos estadísticos.

En la vigésimo cuarta edición del Congreso, que se celebra cada tres años, se adoptó un documento que defiende la transición hacia plataformas digitales como vía para favorecer el acceso a los servicios financieros y reforzar la relación con los clientes. En la cita también participó el ministro de Economía español, Luis de Guindos.

En su discurso, el presidente de CaixaBank pronosticó, sin entrar en detalles, que el “ambiente económico” en los próximos 20 años será mejor y que la banca minorista seguirá siendo un “jugador clave” del sector. “Recuperaremos la confianza del cliente”, señaló.

También ensalzó la importancia del “compromiso social” de las entidades. Dijo que “tienen que ser sensibles y nunca indiferentes” a los problemas sociales e involucrase en solucionarlos.

Tras su discurso, Fainé declinó hacer declaraciones a la prensa preguntado por una valoración de las elecciones catalanas del domingo, que los partidos soberanistas consideran un plebiscito sobre la independencia de Cataluña. Un par de horas antes, el ministro Guindos había dicho que los inversores no creen factible una hipotética independencia catalana.

La CECA y la Asociación Española de la Banca (AEB) —en las que se integran, entre otras, CaixaBank, Santander, BBVA, Bankia, Banco Sabadell y Popular— emitieron hace una semana una declaración conjunta que advertía de que una “ruptura unilateral del marco constitucional” por parte de las fuerzas independentistas tras los comicios les haría replantear su presencia en Cataluña.