Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Unibike 2015: la feria de la bicicleta

“Ha mejorado la calidad y percepción de las marcas de ciclismo españolas”

El jefe de 'marketing' de Orbea, Ander Olariaga, no acude al trabajo en bici, sino en coche compartido "que también es ecológico".

Ander Olariga, director de marketing de Orbea. Ampliar foto
Ander Olariga, director de marketing de Orbea.

Ander Olariaga, (33 años, San Sebastián) tarda una hora en llegar a su empresa, por lo que deja la bicicleta para la movilidad en ciudad. “Al trabajo voy en coche compartido, que también es ecológico”. Esta postura respetuosa con el medioambiente se encuentra en el ADN de Orbea, uno de los mayores fabricantes de bicicletas del país, que, paradójicamente, se dedicó a confeccionar armas hasta los años treinta del siglo pasado. 85 años después sigue siendo un referente y quiere potenciar su gama de bicicletas eléctricas. “Diseñamos las e-bikes desde cero, no hemos cogido las que teníamos en catálogo y les hemos añadido un motor”, apunta Olariaga. Tres de estos modelos más los nuevos lanzamientos de trial y enduro y un novedoso servicio de customización para bicis de carretera son las apuestas de esta marca que cumple 175 años.

Pregunta. ¿Qué bici tiene?

Respuesta. Una Orca en carretera; en montaña una Lanza, y en ciudad una Lobular. Tengo tres, pero en casa hay más de seis.

P. Orbea es una marca reconocida. ¿Qué papel ha tenido en el desarrollo de la bicicleta?

R. Al ser líderes del mercado y tener más de 175 años de historia, hemos tenido que ser actores relevantes. Todos recuerdan su primera Orbea o a Pedro Delgado sobre una de ellas en la Vuelta Ciclista a España. Hemos ido creciendo con los españoles. Además, siempre hemos innovado; tenemos un sistema de desarrollo de doble suspensión propio. Un software a través del cual podemos simular el funcionamiento de una bici en diferentes terrenos y con diferentes tipos de personas como si se tratara de un videojuego. Sin necesidad de construir un prototipo. Además, en 2003, cuando llegó la fibra de carbono al mundo del ciclismo, fuimos de los primeros en usarla. Siempre estamos en la vanguardia.

P. La bicicleta eléctrica o e-bike es una de sus últimas apuestas. Las ventas han crecido en España un 76%. ¿Qué es lo más extraordinario que puede hacer una bicicleta eléctrica hoy en día?

R. Ponerle una sonrisa al usuario. Supone la democratización del ciclismo gracias al motor. Reduce la barrera de entrada al ciclismo porque no hace falta tener un nivel físico alto, te permite recorrer largas distancias y llegar a sitios a los que a lo mejor antes no te planteabas. Aporta ventajas como luz para aumentar la seguridad nocturna o el GPS integrado.

P. ¿Qué innovaciones están por llegar?

R. Estamos trabajando con el grafeno e investigando en nanotecnología. Lo que está claro es que las innovaciones tienen que suponer una ventaja para el usuario, y debe percibirlas claramente.

P. ¿Cuántas bicicletas fabrican al año?

R. 170.000. Ha bajado, pero se debe a que el precio medio se ha duplicado en los últimos años. Aquí ha mejorado la percepción y la calidad de las marcas españolas, aunque todavía tenemos que hacer el doble para conseguir el mismo resultado que una marca extranjera.

P. ¿En qué ha cambiado el panorama ciclista en los últimos años?

R. Cada vez estamos más tecnificados, la tecnología nos mueve más. Los ciclistas profesionales disponen de potenciómetros que miden el esfuerzo en vatios. En las bicis urbanas buscamos innovaciones que nos hagan ser más visibles por la noche, que nos hagan ser más eficientes en el pedaleo o nos ayuden a encontrar las rutas más cortas. Incorporamos técnicas de sectores como la Fórmula 1 o la aeronáutica.

P. ¿Cómo se involucran en la mejora de la seguridad vial para los ciclistas en España?

R. Es muy grave lo que sucede aquí. No hay un circuito ciclista en las carreteras españolas y ocurren muchos accidentes. Hay conductores que no respetan a los que pedalean. Tiene que haber una concienciación. Pero también los ciclistas urbanos deben comportarse en ciudad y no saltarse semáforos, por ejemplo.

P. El 30% de su facturación se realiza en el mercado local y el resto, 70% fuera. ¿Qué exige el cliente extranjero que no exige el español?

R. Cada vez hay menos diferencias entre unos y otros. En España tenemos la suerte de contar con excelentes tiendas, con vendedores expertos. En otros países lo que más nos demandan es conocer la historia de la marca. Cuando la explicamos, la gente alucina. A los estadounidenses contarles que llevas tantos años en el sector les parece increíble. Y quieren saber cómo es todo: España, los Pirineos y el País Vasco.