Yoigo quintuplicó sus pérdidas en 2014 por los créditos fiscales

El cuarto operador de móvil se marca como objetivo acercarse al 10% de cuota de mercado

Yoigo registró unas pérdidas netas en 2014 de 80,1 millones de euros, lo que supone quintuplicar el resultado negativo del ejercicio anterior, en el que la operadora tuvo unos números rojos de 15,6 millones de euros, según consta en las cuentas anuales depositadas en el Registro Mercantil.

Ese empeoramiento de los resultados de Yoigo, controlado por TeliaSonera con el 76,6% del capital, se debe fundamentalmente a la disminución contable de la valoración de los créditos fiscales que tiene acumulados. El 1 de enero de 2015 entró en vigor la reforma del impuesto de sociedades, que incluía la reducción gradual del tipo del gravamen general del 30% vigente en 2014, al 28% en 2015 y al 25% en 2016. En consecuencia, Yoigo procedió a ajustar los activos por impuesto diferido al 31 de diciembre de 2014, conforme con el tipo de gravamen efectivo en el momento de la reversión del impuesto y el ajuste que ha surgido como consecuencia del cambio se ha reconocido en las cuentas como un gasto de 64,8 millones de euros.

La compañía también redujo sus ingresos en 2014 un 24,5% hasta los 856,7 millones de euros. No obstante, en este retroceso pesó notablemente la disminución de la venta de terminales, tras la desaparición de las subvenciones y la sustitución por un modelo de financiación, que provocó una caída de ventas de móviles del 52% hasta los 211,4 millones. Los ingresos por servicios cayeron un 7,1% hasta los 645,4 millones de euros.

En el informe de gestión que acompaña las cuentas se justifica la contracción de ingresos por la consolidación de ofertas convergentes (fijo, móvil y banda ancha) de la competencia y al desarrollo de segundas marcas impulsadas por los operadores tradicionales.

La compañía mejoró el resultado de explotación en 2014 que aunque volvió a ser negativo (-7,3 millones de euros), recortó las pérdidas respecto al de 2013 (-11,2 millones de euros).

Optimismo por la recuperación económica

En el informe de gestión de 2014 que acompaña a las cuentas, el presidente, Ángel Altozano, y el consejero delegado de Yoigo, Eduardo Taulet, estiman que la recuperación económica y la mejora del consumo de los hogares permitirán seguir creciendo a la compañía. El objetivo que se marca la firma es consolidarse como cuarto operador nacional incrementando la cuota de mercado para “aproximarse cada vez más al 10%”.

El informe también refleja un incremento del Ebitda del 6% hasta los 75 millones de euros, cifra que difiere de lo reportado en los resultados anuales de TeliaSonera, que reflejaban un recorte del 9,4% en este capítulo, aunque en coronas suecas.

Yoigo refleja en su informe unas inversiones de 162 millones de euros, de los que 83 millones son en despliegue y modernización de red; 11 millones en el desarrollo de soluciones informáticas y 68 millones en la captación de nuevos clientes de contrato.

El informe no hace referencias al principal reto que tiene la compañía de móvil, como es el de implementar una oferta de banda ancha fija complementada con un servicio de televisión de pago capaz de contrarrestar la pujanza de los paquetes convergentes de Telefónica, Vodafone y Orange. El intento de añadir a su oferta móvil la banda ancha de Movistar Fusión no ha funcionado.

Sobre la firma

Ramón Muñoz

Es periodista de la sección de Economía, especializado en Telecomunicaciones y Transporte. Ha desarrollado su carrera en varios medios como Europa Press, El Mundo y ahora EL PAÍS. Es también autor del libro 'España, destino Tercer Mundo'.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS