Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

En la universidad también se juega

La formación de diseñadores de videojuegos crece en España alentada por el alto consumo de entretenimiento

Una escuela de diseño de videojuegos en Las Rozas (Madrid).
Una escuela de diseño de videojuegos en Las Rozas (Madrid).

España produce tan solo el 2% de los videojuegos que consume, a pesar de que la industria en el país alcanza unos ventas de unos nueve millones de euros anuales. El reto, por tanto. es canalizar el talento y la creatividad nacional hacia el diseño y producción de juegos para ordenadores, smartphones y demás pantallas. Para alcanzar la meta, primero hay que formar profesionales en la materia, para lo cual se han puesto en marcha diversas iniciativas en España.

Una de ellas es el DigiPen Institute of Technology. Esta universidad privada, fundada en 1988 en Redmond (EE UU), sede de Microsoft, abrió en 2010 un campus en Zierbena, situado a unos veinte kilómetros de Bilbao. Ignacio Otalora, responsable de la institución en España, enumera los requisitos imprescindibles para poder estudiar en el DigiPen Institute of Technology “hablar inglés con fluidez, tener de media un notable de matemáticas (a nivel de bachillerato) y poseer habilidades artísticas… además, por supuesto, vocación y habilidad en la materia.

Con un coste de matrícula de 13.500 euros al año, tanto para el grado de Ingeniería de software como para el de Bellas Artes en Arte Digital y Animación, el índice de inserción laboral de los graduados es casi del 100% (porcentaje que, más o menos, se repite en otros centros). Además, no faltan casos de emprendimiento como el de Eneko Egiluz y otros cuatro exalumnos de DigiPen Bilbao. Entre los cinco han montado Kaia Studio, una productora de videojuegos.

Algunas escuelas

  • DigiPen Institute of Technology. El campus está situado en Zierbena, a 20 kilómetros de Bilbao. La matrícula cuesta 13.500 euros al año.
  • ESNE. Está situada en el madrileño distrito de Chamartín y el coste del grado completo es de 40.000 euros.
  • U-Tad. Cada curso de esta reputada escuela de Madrid cuesta 10.000 euros.
  • Jaume I. La universidad pública de Castellón cuesta 1.500 euros por cada uno de los cuatro año de curso.

Desde la Escuela Universitaria de Diseño e Innovación (ESNE), David Alonso, coordinador del grado de videojuegos y director académico, explica que “tras un tiempo emitiendo titulaciones de universidades británicas con las que colaborábamos, en 2010, empezamos a ofrecer nuestro propio grado en videojuegos”. Desde el principio en ESNE quisieron que los contenidos del título estuvieran muy relacionados con las demandas reales de la industria. “Recorrimos muchas empresas españolas productoras de videojuegos. Les preguntamos qué tipo de formación les estaban pidiendo a los profesionales que incorporaban. Un ejemplo de los resultados de este trabajo de investigación que hicimos salió una de las asignaturas que impartimos en el curso: Práctica de Empresas. Consiste en que, mientras está estudiando, el alumno pasa seis meses de prácticas en alguna de las 150 empresas con las que tenemos firmados convenios”, cuenta. El precio del grado completo es de 40.000 euros.

DESARROLLAR Y CREAR

Más allá de la formación específica en videojuegos, Miguel Chover, director del grado de Desarrollo de Videojuegos y catedrático en el Departamento de Lenguajes y Sistemas Informáticos de la Universidad Jaume I de Castellón, señala que “nosotros queremos formar profesionales que, más allá de saber diseñar un videojuegos, puedan encontrar trabajo en cualquier empresa relacionada con el diseño digital”. Esta ha sido, en palabras del catedrático, la filosofía del grado que él coordina. “Pensamos que había que crear, en el ámbito del diseño de videojuegos, una formación directamente enfocada hacia las necesidades reales de los grafistas y los desarrolladores de videojuegos. Creemos que la formación tiene que incluir programación, cuestiones básicas de diseño y comunicación audiovisual. Creemos que, a menudo, los grados en formación de videojuegos suelen estar muy enfocados hay la técnica y mucho menos hacia la creación”, explica.

Con un precio de 1.500 euros por cada uno de los cuatro años de formación de grado, el coste de la formación es significativamente inferior a la ofrecida por otras instituciones. “Las universidades y escuelas privadas hacen muy bien el marketing, pero en las públicas que llevan tiempo trabajando en este campo, que han participado en proyectos a nivel europeo, creo que la formación tiene más calidad”, añade.

Es probable que la afirmación de Miguel Chover pudiera ser rebatida por Ignacio Pérez Dolset, fundador de U-Tad. “Somos el primer centro universitario europeo especializado en la industria europea”. Dolset, conocido por haber sido fundador de Pyro Estudios (creador de la mundialmente conocida y archivendida serie de videojuegos Comandos) y de Ilion Animación (coproductor de la película de animación Planet 51); decidió entrar en el mundo de la formación colaborando con diversas universidades, con la idea de poner en marcha diversos proyectos formativos. “Sin embargo”, explica, “nunca acabábamos de encontrar lo que buscábamos: mano de obra cualificada que pudiera trabajar en proyectos tecnológicos, nuestros o de otras empresas. Esta es la razón por la cual decidimos hacerlo nosotros mismas”. El director de U-Tad resume en cuatro las características básicas de la formación que proporcionan en el centro que él dirige: “un profesorado activo en la parcela profesional que imparte; contenidos actualizados; uso de las mismas últimas tecnologías que se utilizan en el mundo laboral real; y algo tan importante, y tan común en EE UU como poco habitual en España y en Europa: incentivar el emprendimiento entre los estudiantes”. Dolset asegura que “el emprendimiento se tiene que aprender e incentivar en la universidad”. ¿El precio de cada curso de grado en U-Tad? 10.000 euros.

Si se prefiere, también se puede aprender a desarrollar juegos formativos. Este término sirve para definir juegos diseñados no para divertirse, sino para formarse en tareas como defensa, educación, exploración científica, sanitaria, urgencias, planificación cívica, ingeniería. Esta es una de las peculiaridades que, según Oscar García, director académico de la Escuela de Nuevas Tecnologías Interactivas (ENTI), adscrita a la Universidad de Barcelona, tiene la formación que se da en el centro que dirige, En opinión de García, “es importante que quien decida formarse en videojuegos antes ha de saber hacer juegos. Con esto quiero decir que, antes de tecnología estaríamos hablando de psicología y estética”. La formación cuesta 8.000 euros por cada uno de los cuatro años de grado y 6.000 al año el ciclo formativo de dos años.