Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fomento quiere que los trenes de mercancías usen las líneas de AVE

Invertirá 5,9 millones en una patente para adaptar los vagones a los anchos de vía de la red convencional y de alta velocidad

Tren de mercancías en el puerto de Castellón
Tren de mercancías en el puerto de Castellón

El Ministerio de Fomento trabaja en un proyecto para que los trenes de transporte de mercancías puedan circular indistintamente por líneas de Alta Velocidad (las de AVE) y líneas convencionales, y combinar ambas vías en sus trayectos. El problema es que tienen distintos anchos, por lo que es necesario que los vagones puedan adaptarse a ambas infraestructuras ferroviarias. Por eso, la compañía pública promotora y gestora de las infraestructuras ferroviarias, Adif, invertirá 5,9 millones de euros en adquirir los derechos de explotación de un sistema homologado y validado de conjuntos de rodadura desplazable y de cambiador de ancho de vía para los vagones de mercancías.

El sistema de ejes (rodaduras) variables y desplazables para los vagones que quiere el Ministerio de Fomento ya existe en el mercado de tráfico de pasajeros, para el que Renfe cuenta con trenes que van alternando vías AVE y convencionales en su recorrido. El departamento de Ana Pastor pretende ahora trasladar el ahorro de tiempo y de costes que permite que los trenes puedan ir por las vías del AVE al transporte de mercancías. Necesita que Adif se haga con la tecnología necesaria para poder ofrecerla a todos los operadores ferroviarios, y de ahí la inversión de 5,9 millones.

Concurso para la tecnología La compañía que preside Gonzalo Ferre ha sacado ya a concurso este mes de agosto la compra de la patente necesaria para adaptarse a los dos anchos de vía, que será así fruto de un proceso competitivo entre las empresas que estén interesadas en desarrollar esta tecnología. Las empresas tienen de plazo hasta el 30 de septiembre para presentar a Adif sus soluciones de interoperabilidad para trenes de mercancías, según consta en los pliegos del concurso.

Por el momento, la medida busca aumentar la cuota del mercado de apenas el 5% que el ferrocarril tiene en el transporte de mercancías, pese a ser un mercado abierto a la competencia desde 2010.

En 2014, Renfe, que copa más del 80% del tráfico de mercancía ferroviaria, transportó 21,28 millones de toneladas de carga, un 9,2% más que un año antes, pero una mínima parte respecto a los 1.184,8 millones de toneladas que canalizó la carretera, según datos del Ministerio de Fomento.

Más información