Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

California reconoce a una chófer de Uber como empleada de la empresa

La justicia obliga a la aplicación a tratar a una de sus conductoras como trabajadora

Barbara Ann Berwick ha ganado a Uber en los tribunales
Barbara Ann Berwick ha ganado a Uber en los tribunales REUTERS

Es solo un caso de los más de 16.000 conductores con los que cuenta la aplicación, pero muy significativo. Por primera vez la justicia da la razón a un chófer de Uber. Barbara Ann Berwick presentó una denuncia ante la Comisión Laboral de California. En la misma pedía que la aplicación con sede en San Francisco le pagase 4.152 dólares en atrasos y gastos durante las ocho semanas que condujo para la aplicación.

Uber siempre se ha presentado como un intermediario entre particulares dispuestos a transportar a alguien en su coche privado y pasajeros. Los gastos de gasolina, mantenimiento y seguro, tanto del coche como del empleado, corren a cargo del conductor. La justicia considera que, al igual que los repartidores de pizzas, ella debe ser una empleada.

A través de un comunicado, Uber, que acaba de cumplir cinco años, explicó que este caso solo afecta a la conductora que ha interpuesto la demanda, pero no al resto, y que van a apelar.

Tanto Uber como su competidor Lyft tienen abiertos varios procesos similares. El más preocupante es el que defiende Shannon Liss-Riordan, que ya ganó un litigio similar a FedEx. Sumar a los conductores a la plantilla, con sus correspondiente seguros y derechos laborales, cuestionaría la viabilidad del negocio. “Lo que ellos llaman trabajadores independientes son, en realidad, la clave de su producto. Sin ellos, no tendrían negocio. Trabajan y les hacen ganar dinero, tienen un control total sobre su salario, pero no son empleados”, explicaba la letrada en una reciente entrevista con este medio.

En España, la semana pasada, una inspección de Trabajo determinó en el mismo sentido que la Corte de California.