Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Talgo llega a Rusia

Cuatro trenes unirán Moscú con la ciudad del Volga Nizhni Nóvgorod

El talgo ruso.
El talgo ruso.

Talgo funciona ya en Rusia. Este lunes se inauguró la primera ruta que cubrirán trenes vendidos por la compañía española. Cuatro trenes Talgo unirán Moscú con Nizhni Nóvgorod, ciudad en el Volga donde hace 200 años el ingeniero español Agustín de Betancourt contribuyó a desarrollar la famosa feria local y a levantar allí la catedral de la Transfiguración. La línea ferroviaria Moscú-Nizhni Nóvgorod es la segunda más importante del país.

En 2011, Talgo firmó con la empresa Ferrocarriles Rusos (RZHD) un contrato para la venta de 7 trenes —140 vagones— por un total de 135 millones de euros. Cuatro servirían la ruta Moscú-Kiev y tres Moscú-Minsk-Berlín. Los acontecimientos que se desencadenaron en Ucrania en 2014 hicieron inviable el primer tramo, y Rusia entonces propuso reemplazarlo por el de Nizhni Nóvgorod. Talgo espera que la ruta Moscú-Berlín pueda comenzar a funcionar el próximo año, según declaró Guillermo Martínez, jefe de la oficina de Talgo abierta en la capital rusa en 2013.

Martínez aseguró que ni el conflicto en Ucrania ni las críticas que hizo el presidente ruso Vladímir Putin a sus funcionarios por no utilizar vagones locales para cubrir las rutas nacionales —declaraciones realizadas a principios de año, cuando las sanciones de la Unión Europea contra Moscú por su actuación en el conflicto con el vecino país estaban vigor— influyeron en la realización del contrato que había sido firmado hacía cuatro años. Más aún, Talgo espera ampliar la colaboración con Rusia y tratar de suministrarle algunos de los trenes de alta velocidad que el país piensa introducir en el marco de los preparativos para el Mundial de Fútbol 2018.

"Creo que al final Putin lo que está es defendiendo la industria nacional del país, que es lo que deberíamos hacer todos", precisó Martínez, agregando que "han entendido que nosotros estamos aquí para ayudar a desarrollar toda el área ferroviaria de Rusia". "No se va a frenar nada. De hecho, estamos muy ilusionados [por las posibilidades] de nuevos contratos. La perspectiva que tenemos es muy positiva, ya que estamos desarrollando conjuntamente un tren aquí en Rusia, con lo cual se puede decir que juntos, ingenieros rusos y españoles, vamos a desarrollar un tren específico para el mercado" local, declaró Martínez.

El Talgo que comenzó a circular entre Moscú y Nizhi Nóvgorod se llama Vencejo (Strizh, en ruso), consta de 20 vagones —18 para los pasajeros y 2 técnicos—, puede desarrollar una velocidad de hasta 200 kilómetros por hora y tiene una capacidad para un poco más de 400 personas. Este mes los vencejos harán hasta cinco viajes diarios y a partir de julio, hasta 7 (el máximo cae los viernes) y algunos no serán directos, sino que pararán en otras ciudades (Vladímir, Kovrov y Dzerzhinsk). Lo directos se demorarán unas tres horas y media en cubrir la ruta.

Trenes Talgo ya circulan en otros países de la desaparecida Unión Soviética, como Kazajstán y Uzbekistán, y además de las perspectivas que abren los preparativos del campeonato mundial de fútbol en Rusia, es posible que en el futuro lo hagan también entre este país y China. Así lo expresó hace un tiempo, cuando se abrió la representación de Talgo en Moscú, el jefe de RZHD, Vladímir Yakunin —quien fue el encargado de inaugurar, junto con el presidente de Patentes Talgo, Carlos de Palacio, el viceministro ruso de Transporte, Alexandr Tsidénov, y el embajador de España, José Ignacio Carbajal— la ruta a Nizhni Nóvgorod.

Más información