Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El cambio del viejo ADSL por la fibra para conectarse a Internet se acelera

En el último año, más de medio millón de abonados se dieron de baja de la tecnología antigua y un millón se apuntaron a las redes ultrarápidas

Dos operarios trabajan en la red de fibra optica, en la Gran Via de Barcelona.
Dos operarios trabajan en la red de fibra optica, en la Gran Via de Barcelona.

Una mayor velocidad en la conexión a Internet se ha convertido en una demanda imparable de los usuarios. El tráfico de datos con vídeos cada vez más pesados y la necesidad y la necesidad de una conexión de calidad para servicios como la televisión de pago ha acelerado la sustitución de las viejas líneas de ADSL (tecnología basada en el par de cobre de la red antigua) por las líneas de las nuevas redes ultrarrápidas tanto de cable (HFC) como de fibra óptica  (FTTH).

Así las líneas de ADSL decrecieron en febrero más de 105.683, mientras que las de cable aumentaron en 23.820 líneas y las de fibra registraron por sexto mes consecutivo un aumento superior a las 100.000 líneas (127.735), superando el parque total los 1,8 millones. En los últimos doce meses (febrero 2014/15) hay un millón más de abonados que disfrutan de fibra frente a la pérdida de más de medio millón de líneas con tecnología ADSL.

El cambio del viejo ADSL por la fibra para conectarse a Internet se acelera

En total, las líneas de banda ancha en España han crecido en febrero un 6% respecto al año anterior y alcanzan los 12,8 millones según los últimos datos del sector de telecomunicaciones facilitados este viernes por la Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CNMC).

Orange, con 19.037 líneas más que en enero pasado, lideró este mes la ganancia de líneas de banda ancha fija, seguido de Telefónica (13.331), Ono (9.200) y Jazztel (6.139 líneas), respectivamente.

Solo Telefónica cedió cuota de mercado en la banda ancha fija frente a sus rivales

Aunque todos los operadores ganaron líneas de banda ancha en el último año, Telefónica fue la única que perdió cuota de mercado (2,3 puntos porcentuales) frente a sus rivales y se queda en el 45,2% del mercado. En segundo lugar se sitúan Vodafone y Ono, ya fusionados, con el 31,9% conjuntamente y, en tercero, Orange y Jazztel, cuya opa para su posterior fusión se cierra a finales de junio, con el 27,9% conjunto del mercado.

Líneas móviles

Por su parte, el total de líneas móviles ha caído en febrero en 119.135 líneas, debido a la bajada de 217.991 líneas de prepago que no compensó el aumento de casi 100.000 líneas de pospago. Febrero se cierra con una cifra de 50, 47 millones de líneas móviles, lo que supone un 0,8% más que hace un año. En tasa interanual, la modalidad de prepago disminuyó un 7,8%, mientras que la de pospago creció un 4,6%.

La penetración fue de 108,5 líneas por cada 100 habitantes, casi un punto porcentual más que hace un año. En el mes de febrero se portaron (cambio gratuito de compañía conservando el número) 500.000 números móviles, lo que supone un descenso del 13,4% frente al volumen registrado en febrero de 2014. Movistar y Vodafone fueron los operadores que este mes registraron un saldo negativo de portabilidad, con 44.028 y 40.404 líneas respectivamente. En contraposición, los operadores móviles virtuales (con Jazztel y Ono a la cabeza) presentaron un saldo positivo de 78.967 y Orange y Yoigo consiguieron importar en torno a 3.000 líneas más de las que cedieron a otros operadores.