Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ryanair gana un 66% más en 2014 tras cambiar de estrategia y de aeropuertos

La aerolínea dispara el beneficio con su oferta de viajes de negocios y a grandes ciudades

Ryanair
Viajeros de Ryanair facuran su equipaje en el aeropuerto de Barcelona AFP

A Ryanair le ha sentado bien cambiar de aires. La compañía irlandesa, que emprendió hace dos años un cambio de estrategia que ha acelerado en los últimos meses, ha visto dispararse sus beneficios. En 2014 ganó 867 millones de euros, un 66% más que en el ejercicio anterior. Y eso, a pesar de que el tráfico aumentó, pero el 11%, muy por debajo de las ganancias. La compañía ha logrado impulsar sus márgenes de beneficio, del 10% al 15%.

La aerolínea de bajo coste irlandesa cree que el éxito de su resultado está directamente vinculado a su cambio de estrategia, que ha pasado por aumentar las rutas desde aeropuertos principales, crear tarifas flexibles destinadas a los viajes de negocios y mejorar la venta en la web y a través del móvil, entre otras cosas. La compañía dice que se han planteado como objetivo convertirse "en la aerolínea más amable de Europa, además de la más barata".

En España la compañía también ha puesto en marcha su estrategia, y está aumentando su presencia en los aeropuertos principales, a costa de sus antiguos bastiones, aeropuertos como el de Girona o Reus, donde se ha replegado. En Madrid-Barajas han crecido más del 30% entre enero y abril. la compañía irlandesa, que es la mayor en España por número de pasajeros, aumenta cada vez más la distancia con sus competidoras.

"Nuestra flota de A320 es insuficiente para manejar la demanda que tenemos de tarifas bajas de Ryanair en el verano 2015. Vamos a alquilar en 6 aeronaves en el período pico (fueron 7 en 2014) para ayudar a satisfacer esta demanda creciente. Esperamos que más de la mitad de nuestro crecimiento que se produzca en los aeropuertos principales como Bruselas, Lisboa, Roma, Atenas, Copenhague, Berlín, Colonia, Dublín y Londres", apunta la compañía, que no cita ningúnd estino español entre los más destacados.

Más ingresos, menos gastos de combustible

Ryanair incrementó un 12% sus ingresos en 2014, hasta los 5.654 millones de euros, tras un crecimiento de sus pasajeros de un 11%, hasta superar los 90,6 millones de viajeros transportados, frente a los 81,7 millones de su ejercicio fiscal anterior. Su porcentaje de ocupación también ha mejorado: ocupan en sus vuelos de media el 88% d elas plazas, frente al 83% del año anterior.

La compañía aérea también se benefició de la bajada del precio del petróleo, a pesar de que tiene seguros de cobertura que evitan que las subidas del crudo le lastren, pero también reduce el impacto positivo de las ganancias. Así, la compañía de bajo coste mantuvo sin variaciones el coste unitario con respecto al año anterior excluyendo el fuel, pero incluyendo el gasto en fuel, el coste unitario descendió un 5%. Además, la empresa espera ahorros en los próximos dos años ante la caída del precio del crudo y ya dispone del 90% del fuel para 2016 y del 36% de cara a 2017, con un precio de 92 dólares (84,4 euros) y de 69 dólares (63,3 euros) por barril.

En total, el grupo destinó 1.992 millones de euros al combustible (1% menos) mientras que los cargos por handling (servicios de tierra como el transporte de maletas) y tasas aeroportuarias se incrementaron un 15%, tal y como estaba previsto, hasta los 712,8 millones de euros debido a las nuevas rutas y bases aéreas.

Ryanair prevé una caída de su rendimiento de entre el 4% y 8% en su segundo semestre fiscal, si bien la empresa cree que el beneficio neto suba un 10% al final de ese periodo. De acuerdo con su rpesidente, Michael O'Leary, Ryanair podría llegar a marzo de 2016 con un beneficio neto de entre 940 y 970 millones de euros.

Críticas a la "excesiva" regulación europea

Pese a sus buenos resultados, la empresa ha aprovechado la presentación de sus cuentas anuales para cargar contra las autoridades europeas y las huelgas. Critica la "sobrerregulación" del sector aéreo y la capacidad de los sindicatos para "paralizar los cielos" al no estar prohibido hacer huelga. "La industria de las aerolíneas de Europa continúa siendo asolada por un exceso de regulación que a menudo coloca la protección de los monopolios por encima de los intereses de los consumidores, o el crecimiento en el turismo y el empleo", señala.

Sobre la posible venta de sus acciones en la aerolínea también irlandesa Aer Lingus, la compañía ha insistido en que su "enfoque" sobre la oferta por parte de IAG "se mantiene sin cambios". Insiste en que el Consejo de Ryanair todavía no ha recibido una oferta en firme por parte del conglomerado de British Airways e Iberia, pero que la estudiarán si les llega.

Más información