Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Verizon compra AOL por 3.900 millones de euros

La pionera en Internet busca ganar escala para competir con Facebook o Google

Verizon compra AOL por 3.900 millones de euros
Un hombre habla por teléfono ante una tienda de Verizon. AP

Verizon, el mayor operador de telefonía de Estados Unidos, anunció este martes la compra de AOL por 4.400 millones de dólares (unos 3.911 millones de euros) para crear una plataforma para distribuir contenido digital a través de dispositivos móviles y atraer a los anunciantes. La operación se anuncia cuando se cumplen 15 años desde el estallido de la burbuja tecnológica. La antigua American Online protagonizó en plena efervescencia de las puntocom la mayor fusión de la historia al integrarse con el conglomerado de medios Time Warner.

La adquisición da un nuevo giro a los movimientos que hasta ahora se vieron en la industria de medios. Los títulos de AOL, una de las compañías pioneras en Internet, se dispararon casi un 20% tras conocerse la operación. El gigante de las comunicaciones paga 50 dólares por cada título, lo que representa una prima del 17% respecto al precio al que cerraron el lunes sus títulos. El precio es ridículo cuando se compara con los 164.000 millones en los que se valoró la fusión de AOL con Time Warner, considerada ahora como uno de los mayores desastres corporativos.

Es el último acto, además, en los 25 años de historia de AOL, que comenzó cuando la compañía Quantum Computer lanzó en la red el primer servicio de mensajería instantánea. La sociedad empezó a cotizar en Wall Street en 1992. Seis años después compró CompuServe y la plataforma de mensajería ICQ, a las que siguieron Moviefone y el navegador Netscape antes de la megafusión con Time Warner. Aquel matromonio duró hasta 2009, cuando se separaron las dos compañías.

De ser la compañía más potente en Internet a tener que luchar por sobrevivir. Desde hace tiempo se venía especulando con que AOL acabara siendo protagonista de una fusión o adquisición para ganar escala y poder competir así frente a Google y Facebook, los actores dominantes en el negocio de la publicidad online. La opción se vio más bien con Yahoo que, como AOL, está dando pasos para definirse más como distribuidores de contenido digital que como buscadores.

El éxito en el sector tecnológico es efímero y AOL, junto a Yahoo, son los mejores ejemplos de como la situación se puede volver en contra con gran rapidez. Las dos puntocom fueron pioneras en Internet y lograron sobrevivir como pudieron el derrumbe de los valores tecnológicos en la primavera de 2000. AOL es ahora más una compañía de contenidos. Controla medios digitales como The Hunffington Post, TechCrunch, Engadget, MAKERS y el portal AOL.com.

Mayor tamaño posible

Tim Armstrong permanecerá de consejero delegado de AOL hasta que la integración esté finalizada. El ejecutivo insiste en que esta operación con Verizon está siendo posible porque su plan de transformación tuvo éxito. Pero también admite que la compañía alcanzó el mayor tamaño posible como una firma independiente y que ahora necesita ganar escala para poder competir durante los próximos cinco a diez años en un espacio que estará dominado por redes globales masivas. "La visión es consistente pero el mundo ha cambiado mucho durante", indicó.

La compra debe ser aprobada ahora por los reguladores en EE UU, algo que se espera para el verano. Para Verizon, que hace un año compró a Vodafone los activos que no controlaba en su filial de móvil, la operación tiene sentido porque es la compañía con la mayor red de telefonía del país y cuenta con la tecnología para, junto con AOL, crear una única plataforma en la que los creadores de contenido, consumidores y anunciantes puedan distribuir contenido audiovisual a gran velocidad. En la actualidad cuenta con 1.500 millones de dispositivos conectados a su red.

Verizon tiene además una presencia importante en los hogares de EE UU, gracias a su servicio de acceso a Internet y de televisión por cable. Todo combinado, toca el 70% del tráfico en Internet. Además, es una de las compañías que está tratando de redefinir su negocio centrándose más en la manera de conectar distintos dispositivos electrónicos con la red, en lo que se conoce ahora como el "Internet of things". Lowell McAdam, el consejero delegado del operador de telecomunicaciones, puso énfasis en este detalle al justificar la compra.

Pero la compra de AOL por parte de Verizon tiene además sentido porque disponer de la red física ya no da a los operadores la ventaja para competir en la nueva era digital. Google y Facebook, de hecho, se presentan ahora también rivales de las compañías tradicionales de telecomunicaciones y eso les obliga a desarrollar nuevas plataformas para libra la nueva guerra por la distribución del contenido digital. Es la idea original de aquella fusión fracasada con Time Warner.