Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Estado solo recupera el 1,7% de las ayudas a CatalunyaBanc

El FROB ingresa 216 millones de euros por la venta a BBVA de la entidad, a la que había inyectado más de 12.000 millones para recapitalizarla

Una joven pasa por delante del anagrama de Caixa Catalunya en la sede de la entidad en Barcelona. Ampliar foto
Una joven pasa por delante del anagrama de Caixa Catalunya en la sede de la entidad en Barcelona.

CatalunyaBanc ha acabado siendo un agujero negro para el contribuyente. El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) puso ayer punto y final a su presencia en el capital social de la entidad catalana al formalizar la venta con BBVA. El organismo adscrito al Ministerio de Economía ingresará 216 millones de euros por la operación. Esa cantidad incluye el traspaso al fondo norteamericano Blackstone, según informó el FROB. La entidad había recibido 12.052 millones de euros desde marzo de 2010, de modo que finalmente las pérdidas para el Estado ascenderán al menos a 11.836 millones de euros.

Tras la inyección de fondos estatales y comunitarios para recapitalizarse, el FROB decidió vender la entidad en dos tramos. El fondo creado para afrontar la crisis financiera enajenó primero una cartera de créditos que ascendía a 6.392 millones a Blackstone. La operación, valorada en 4.187 millones, se cerró el pasado día 15 mediante el traspaso de ese paquete de créditos a un fondo de titulización de activos y a otras sociedades del grupo norteamericano. El organismo público tuvo que respaldar la transacción de la llamada cartera Hércules con 524,9 millones.

El FROB debe repartirse con  el Fondo de Garantías de Depósitos  328 millones

La formalización de esa operación daba prácticamente vía libre a que la que fuera la segunda caja de ahorros de Cataluña y la cuarta de España pasara definitivamente a manos de BBVA. El banco que preside Francisco González se había adjudicado CatalunyaBanc en julio de 2014 por 1.165 millones en la tercera subasta que se realizó en apenas dos años para privatizar la antigua caja, imponiéndose en la puja a Banco Santander y CaixaBank. Según informó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), BBVA es el titular desde ayer del 98,4% de CatalunyaBanc.

El FROB había otorgado una serie de garantías para que ambas operaciones salieran adelante. El organismo público detallaba en un informe difundido tras la adjudicación de la entidad que se comprometía a compensar a CatalunyaBanc por los ajustes que debieran realizarse a raíz del traspaso de activos inmobiliarios al banco malo. Además, el FROB asumía el 85% de determinados costes, como los derivados de reclamaciones por cláusulas suelo en las hipotecas, de litigios y de la deficiente comercialización de participaciones preferentes y deuda subordinada. El fondo público también aceptaba cubrir el 85% de las cantidades que la entidad se viera obligada a pagar a Mapfre, con la que compartía una alianza en el negocio asegurador. Precisamente, CatalunyaBanc informó el jueves a la CNMV que adquiría a la compañía de seguros el 50,01% de esa rama de actividad por 606,8 millones de euros.

BBVA pasará a tener una cuota de mercado del 26,1% en Cataluña

Según la nota que ayer publicó el FROB, tras “considerar el valor de las garantías otorgadas”, ambas operaciones —la venta de la cartera crediticia y de la entidad— resultan en un “valor positivo neto” de 328 millones de euros. Sin embargo, el FROB solo tenía el 66,01% de las acciones de CatalunyaBanc. Según confirmó una portavoz del organismo público, esa cantidad deberá ser repartida con el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD), que tiene otro 32,29%. El FGD entró en la entidad tras aportar 1.003 millones para cubrir el canje de participaciones preferentes y deuda subordinada de clientes de CatalunyaBanc. De este modo, 216 millones volverán a manos públicas y 105,9 millones irán al FGD, que tras la operación habrá perdido 897,1 millones en CatalunyaBanc.

Fuentes del FROB aseguraron que las cifras de las ayudas inyectadas en la entidad deben actualizarse y aseguraron que la factura probablemente será inferior a los 12.000 millones. CatalunyaBanc es la entidad que más ayudas públicas ha recibido en relación al volumen de activos, por delante incluso de Bankia. El Estado inyectó 22.424 millones millones al banco presidido por José Ignacio Goirigolzarri, de los cuales el año pasado recuperó 1.304 millones con la venta de una participación del 7,5%.

La compra permite a BBVA dar un salto en Cataluña, donde se situará en segunda posición —detrás de CaixaBank— con una cuota de mercado del 26,1%. El Consejo de Administración de CatalunyaBank nombró ayer a Cristina de Partias, actual directora de España y Portugal de BBVA, presidenta de la entidad en sustitución de José Carlos Pla, que fue nombrado por el FROB. El director territorial del banco en Cataluña, Xavier Queralt, fue designado consejero delegado. Al órgano de gobierno se incorporaron también Jordi Foz, Francesc Jordà y Christian Terribas.