Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Así será el ‘bonus’ que Inditex pagará a su plantilla si crece el beneficio

La compañía se suma a otras firmas de distribución que incentivan la mejora del negocio

Zara
Un hombre pasa por delante de una tienda de Zara en Madrid REUTERS

Inditex, la empresa española propietaria de cadenas como Zara, Bershka o Massimo Dutti, anunció este miércoles que va a sumarse a otras compañías de distribución en la tendencia a ofrecer planes de incentivos para sus empleados. Pagará a partir de este año un bonus a cerca 70.000 empleados, aunque solo lo hará si los beneficios crecen.

Inditex pagará unos 500 euros extra a cada empleado este año si su beneficio crece lo que apuntan los analistas 

El plan de Inditex consiste en repartir entre los trabajadores de tienda, logística, fabricación y filiales con más de dos años de antigüedad el 10% del aumento de beneficios que logren de un año a otro. Y la cantidad tiene un límite: el 2% del beneficio neto. Por ejemplo: en 2014 Inditex ha ganado 2.501 millones. Los analistas calculan que en 2015 registrará un beneficio de 2.865 millones —según las previsiones recogidas por Bloomberg—, es decir, 364 millones de euros más. El 10% de esa cantidad es lo que se repartiría entre la plantilla: 36,4 millones de euros, que entre 70.000 trabajadores, resultaría en una paga extra anual de 520 euros de media.

La cantidad del plan, en todo caso, dependerá de la evolución del negocio de Inditex. Si los beneficios no suben, no habrá nada que repartir. De momento, se aplicará en 2015 y 2016. Si se cumplieran los vaticinios de los analistas del sector, que auguran subidas de las ganancias del 14,5% y el 12% respectivamente, la empresa pagaría bonus total de 70,7 millones, es decir, 1.000 euros en dos años por trabajador.

La compañía se suma así a otras empresas de la distribución que vinculan una paga extra a la marcha de la empresa, aunque de momento a una escala menor. Mercadona lidera este tipo de retribuciones: en 2014, cuando ganó 543 millones, repartió 263 millones. Por cumplir los objetivos, los trabajadores cobrarán el equivalente a dos mensualidades, unos 2.900 euros al año. También Ikea repartió un incentivo, de 100 millones de euros. Unos 11 millones llegaron a sus 6.000 empleados de España y Portugal, más de 1.800 euros por trabajador.

El presidente de Inditex, Pablo Isla, señaló que el nuevo sistema de incentivos pretende “poner de manifiesto la contribución que hacen todos los trabajadores de Inditex a la compañía”. No ofreció detalles sobre las variaciones de los pagos según la zona geográfica o tipo de contrato, pero sí recordó que se añadirá a otros salarios variables, como las comisiones por ventas, que suponen cerca de 400 millones al año.

Más información