Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La vivienda se encarecerá un 5% en 2016, según Bankinter

La demanda y las transacciones crecerán un 15% este año

El precio medio de la vivienda en España registrará una subida cercana al 1,5% en ubicaciones selectivas durante este año y se generalizará en 2016, con un encarecimiento del 5%, según el Informe semestral del mercado inmobiliario de Bankinter.

Sopla el viento a favor del sector, cuya recuperación será un hecho a lo largo de este año. "El crecimiento de la economía, los mayores niveles de confianza y la mejora de las condiciones de acceso a la financiación permitirán que el crecimiento de la demanda de vivienda se consolide, con un aumento superior al 15% en el número de transacciones", explican en la entidad. Bankinter considera que el cambio de ciclo ya ha llegado. La sólida demanda que han recibido los nuevos desarrollos inmobiliarios en solares emblemáticos de Madrid vendidos por el sector público y la reactivación de la Operación Castellana anunciada en enero son una prueba fehaciente de la reactivación del sector.

Apunta que la demanda total de vivienda aumentará en 2015 hasta situarse en una cifra cercana a 400.000 viviendas, mientras que en 2016 la demanda total debería aproximarse a 450.000 viviendas. La aceleración de las ventas de vivienda usada impulsará las compraventas y creará un mercado con mayor número de operaciones. No obstante, tras años de fuerte caída motivada por la baja demanda y por la parálisis promotora, estiman que las transacciones de casas nuevas volverán a recuperar un nivel cercano a 100.00 unidades en 2016.

El elevado stock de vivienda aún existente no será un impedimento para que se reactive la actividad constructora, debido a la desigual distribución de este excedente: unas 100.000 casas no se podrán vender nunca, salvo que se apliquen descuentos por su difícil ubicación, mientras que en las localizaciones principales hay una escasez de oferta que se cubrirá en los próximos trimestres a través de la rehabilitación y de la nueva promoción.

El principal factor de impulso de la demanda será el mayor nivel de crecimiento económico en España. El ritmo de expansión del PIB se acelerará en 2015 hasta un 2,2% y este crecimiento permitirá un mayor ritmo de creación de empleo en 2015, tras haber cerrado el año 2014 con un aumento de 417.000 en el número de afiliados a la Seguridad Social. Aunque una parte significativa de los nuevos empleos creados sean temporales, la mejora del mercado laboral deberá ser la piedra angular en la que se cimente la recuperación.

Además, considera la entidad, el ladrillo volverá a ser un bien de inversión. La rentabilidad bruta de la vivienda por alquiler se está recuperando y gana atractivo frente a otras alternativas de inversión que ofrecen rentabilidades cercanas a 0% como los depósitos y la renta fija con elevada calidad crediticia.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >