Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Guindos: “España se ha convertido en un referente económico en la UE”

El ministro de Economía destaca el desempeño de la economía española y el Rey Felipe VI apela a la internacionalización

El ministro de Economía, Luis de Guindos, en la presentación oficial de la nueva Cámara de Comercio.
El ministro de Economía, Luis de Guindos, en la presentación oficial de la nueva Cámara de Comercio. EFE

La crisis, como dijo Rajoy en noviembre, ya es historia. Al menos para el Gobierno. El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha vuelto a sacar pecho este lunes por el desempeño económico y las boyantes perspectivas a medio plazo y ha situado a España a la vanguardia de la eurozona en lo que a política económica "generadora de crecimiento y de empleo" se refiere. "España se ha convertido en un referente. Crecemos de forma diferencial por encima de nuestros principales socios europeos y así lo vamos a seguir haciendo en los próximos trimestres, tal y como señalan los principales organismos internacionales", ha remarcado Guindos en la puesta de largo de la nueva Cámara de Comercio, constituida hace casi tres meses, y cuya presentación en sociedad ha clausurado el Rey Felipe VI. Sus palabras, se enmarcan en la estrategia política del Ejecutivo popular de resaltar los recientes buenos datos macro en un año marcado por las citas electorales y a diez meses vista de las generales.

"La economía ha española ha realizado un cambio de dirección sin precedentes en nuestra historia; hemos dejado de ser un lastre para la recuperación europea y hemos pasado a impulsar el crecimiento en la zona euro", ha remarcado el titular de Economía al tiempo que enumeraba los logros económicos del Gobierno y quitaba hierro a dos variables que tienen mucho que ver en la reciente mejora de las previsiones de crecimiento: la depreciación del tipo de cambio euro-dólar y del abaratamiento del petróleo, que ha pasado de 110 a menos de 58 dólares en diez meses y ha abaratado la factura energética española. "Gracias al esfuerzo para reducir el déficit, el saneamiento bancario, las reformas en el mercado de trabajo y la liberalización de los mercados de bienes y servicios hemos logrado que la práctica totalidad de las variables flujo vayan en la dirección correcta".

Guindos ha destacado la agenda reformista del Gobierno como factor catalizador del crecimiento. Los únicos peros del desempeño económico español son, para el ministro, la elevada deuda pública —que se acerca peligrosamente a la cota psicológica del 100%—, el endeudamiento del sector privado y las "inaceptables" tasas de paro juvenil y de larga duración —más de la mitad de los menores de 25 años no tienen trabajo y el 13% de los parados lleva más de un año sin empleo—. Ni siquiera las "tasas negativas de inflación" parecen preocupar a Guindos, que ha enmarcado este hecho en el haber de la economía española y no en el debe, contradiciendo así a sector mayoritario de economistas.

Felipe VI ha incidido, por su parte, en la vocación internacional de empresas  —"deben ser conscientes de que su futuro pasa por la apertura a los mercados exteriores"— y ha hecho un llamamiento a los jóvenes para que "sean capaces de trabajar en idiomas extranjeros". Para que esta internacionalización se convierta en realidad, el monarca ha apelado a la propia Cámara de Comercio, las empresas, la Administración, los medios de comunicación y el mundo académico e intelectual a "ayudar" en la tarea.

Nueva Cámara de Comercio

El lanzamiento de la nueva Cámara de Comercio de España es, según Luis de Guindos un "hito importante" en la modernización y racionalización de la prestación de servicios a las empresas y un "ambicioso proyecto de interés general". Entre las actividades del ente recién constituido destaca el apoyo a la creación de empresas y la ayuda en materia de innovación, competitividad e internacionalización. La nueva Cámara de Comercio "vuelve a resurgir", según su presidente José Luis Bonet, y lo hace "reafirmando su fortaleza". Bonet ha reconocido, no obstante, que las cámaras de comercio no siempre han contado con una buena percepción "por parte de las empresas" y ha pedido a los tres millones de empresarios españoles que reivindiquen su "función social".

Más información