Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Orange exige a Telefónica que comparta su oferta de televisión

La operadora francesa pide a la CNMC que imponga precios mayoristas regulados a contenidos como el fútbol y la Fórmula 1

Tienda de Orange.
Tienda de Orange. EFE

Orange exigirá a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) que amplíe las obligaciones de apertura de su red de fibra óptica a Telefónica y que garantice para todos los operadores de telecomunicaciones una oferta mayorista de contenidos de televisión con precios regulados cuando el grupo que preside César Alierta culmine la compra de Canal +.

La operadora francesa cree que Competencia debe evitar que Telefónica use los contenidos audiovisuales que está adquiriendo (Formula 1, motos, fútbol, Canal +, etcétera) para fidelizar a sus clientes de telefonía y banda ancha a través de los paquetes convergentes, impidiendo que otros operadores puedan incluir esa oferta televisiva en sus paquetes.

“No estamos en contra de que Telefónica compre derechos televisivos pero debe garantizarse de que si cualquier usuario quiere ver las motos o la Champion no tenga que comprar el móvil y la banda ancha de Telefónica”, señaló Julio Gómez, director de regulación de Orange.

Para ello, Orange ha propuesto a la CNMC que garantice que el precio mayorista que cobre Telefónica a sus rivales sea inferior al precio minorista de los contenidos de televisión que cobra a sus clientes. Por ello, piden que sea la propia CNMC la que fije esos precios mayoristas, porque no confían en la negociación directa con Telefónica que, si cierra la compra de Canal +, tendría el 80% del mercado de la televisión de pago.

En este sentido, la operadora francesa hace frente común con Vodafone que también ha exigido al regulador que garantice una oferta mayorista de contenidos con equidad, transparencia y no discriminación.

Respecto a la regulación de fibra, Orange considera que la CNMC ha dado un paso adelante con su propuesta, ahora en fase de alegaciones, con avances como la eliminación del límite de 30 Mbps, la introducción de una oferta local de fibra a precio regulado, la segmentación geográfica de los mercados o normas específicas para el segmento de empresas.

No obstante, pedirán a la CNMC varias medidas adicionales como replicar el producto de fibra a 10 Mbps, aumentar en más de un año el tiempo de transición hasta la desregulación de las zonas de competencia y la revisión a la baja de los precios de las ofertas reguladas.

La CNMC ha propuesto que Telefónica ofrezca acceso directo a su red de fibra óptica a los competidores que lo soliciten a un precio mayorista regulado en todo el territorio nacional pero con la excepción de los nueve municipios españoles en los que existe un mayor despliegue de redes de banda ancha (Madrid, Barcelona, Málaga, Sevilla, Valencia, Alcalá de Henares, Badalona, Coslada y Móstoles). Telefónica se ha mostrado muy crítica con las intenciones de la CNMC al entender que desincentiva la inversión en nuevas redes al amparar un modelo parasitario.

Bruselas decide sobre Jazztel

La Comisión Europea decidirá finalmente si aprueba la compra de Jazztel por Orange por 2.700 millones de euros, tras rechazar la petición de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) de que le cediera el asunto.
Bruselas justifica su decisión, cuyo plazo se cierra el 30 de abril, en tiene “amplia experiencia” y “está mejor situada” que la CNMC para garantizar una aplicación coherente de las normas de la UE de control de concentraciones en el sector de las telecomunicaciones.

El Ejecutivo comunitario continuará ahora la investigación de la fusión
entre Orange y Jazztel y tiene de plazo hasta el 30 de abril para decidir
si la autoriza, con o sin condiciones, o la veta. El pasado 4 de diciembre,
Bruselas lanzó un examen en profundidad por considerar que la operación
podría generar problemas de competencia y dar lugar a un aumento de precios
en España.

El 16 de octubre de 2014, Orange notificó a la Comisión su intención
de hacerse con el control exclusivo de Jazztel. El 5 de noviembre de
2014, la CNMC presentó una solicitud de remisión ateniéndose al reglamento
de concentraciones de la UE. En virtud de esta norma, un Estado miembro
puede solicitar a la Comisión que le remita total o parcialmente un asunto
para su evaluación, siempre que los efectos sobre la competencia se limiten
al ámbito nacional o local.

"En el presente caso, la Comisión llegó a la conclusión de que, habida
cuenta de su amplia experiencia en la evaluación de asuntos en este sector,
se encuentra mejor situada para analizar la operación y garantizar una
aplicación coherente de las normas de control de concentraciones en el
sector de las telecomunicaciones fijas y móviles en todo el espacio económico
europeo", según ha informado en un comunicado.

Más información