Vodafone apoya la propuesta de regulación de la red de fibra óptica

La compañía considera "desproporcionada" la crítica de Telefónica a la CNMC

Cable de fibra óptica.
Cable de fibra óptica.Bloomberg

Vodafone se pronunció este jueves sobre la reciente propuesta de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) para regular el desarrollo de la red de fibra óptica. Su primer análisis, claramente favorable, contrasta de forma abrupta con la posición de Telefónica, que ya ha expresado, aunque no de forma oficial, su rechazo: la CNMC quiere obligar a la compañía que preside César Alierta a ofrecer al resto de operadores acceso directo a su red por considerar que, salvo en nueve grandes municipios (incluidos Madrid y Barcelona), tiene una posición dominante que limita la competencia. Telefónica ya ha aireado que la nueva regulación hace peligrar inversiones y empleo. Y Vodafone se empleó en contrarrestar el mensaje.

 “Es una propuesta similar a la de otros países europeos, plantear un escenario catastrófico, con paralización del despliegue de la red o pérdida de empleo, es desproporcionado”, afirmó en conferencia de prensa Pedro Peña, director de área de Legal y Regulación de Vodafone España. La compañía dirigida por Antonio Coimbra, que el año pasado redobló su apuesta por la fibra óptica al gastar 7.200 millones en la compra de Ono, quiso acentuar su “extrañeza y sorpresa por la reacción de Telefónica recogida en los medios”. La empresa dirigida por Alierta sostiene que la propuesta de la CNMC volvería a reproducir un modelo “parasitario” en torno a su red, como el vigente en el ADSL, con la salvedad de que, en opinión de Telefónica, frenaría la competencia necesaria para el despliegue en marcha de la fibra óptica.

Competencia quiere que la empresa que preside Alierta abra su red a los competidores

“La experiencia de operadores alternativos en ADSL muestra que pretender vivir a costa de Telefónica es un error. Nosotros hacemos inversiones muy fuertes para desplegar red en España, y somos favorables a una desregulación progresiva”, terció el directivo de Vodafone, “pero donde hay un operador con dominio del mercado, deben establecerse obligaciones específicas para no dañar la competencia y permitir a empresas como Vodafone ofrecer servicios en sitios donde no haya llegado aún, o donde nunca vaya a llegar”.

Telefónica opone que la normativa es innecesaria porque los ambiciosos planes de despliegue de las tres grandes operadoras (Telefónica, Vodafone/Ono y Orange/Jazztel) demostrarían que el mercado desregulado de fibra óptica funciona. La red de Telefónica llega ya a unos 10 millones de viviendas, empresas y locales comerciales, cifra que Vodafone confían en alcanzar este año y Orange en 2017.

Sólo seguiría desregulado el acceso a Barcelona, Madrid y siete ciudades más

El dictamen previo de Competencia —se podrá alegar hasta finales de febrero—, plantea sin embargo que sí es necesario regular el acceso en todo el territorio nacional salvo en Madrid, Barcelona, Málaga, Sevilla, Valencia, Alcalá de Henares, Badalona, Coslada y Móstoles. Y que Telefónica deberá ofrecer un precio mayorista, vinculado a la rentabilidad económica del servicio, y no a costes. Los parámetros para contrastar que el precio ofrecido permitiría una rentabilidad similar en el tramo mayorista y en el minorista, aún por decidir, es una de las claves del nuevo esquema.

Vodafone también hará alegaciones, pero no sobre el núcleo de la propuesta de la CNMC, que Peña tildó de “razonable, y basada en datos empíricos”. “Recoge todos los puntos importantes que hemos defendido”, añadió.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS