Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El exceso de producción lleva el precio petróleo por debajo de los 48 dólares

Goldman Sachs y Société Générale reducen sus previsiones para 2015

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, y al emir de Catar, Tamim bin Hamad al Zani. Imagen cedida por el Gobierno de Venezuela.
El presidente venezolano, Nicolás Maduro, y al emir de Catar, Tamim bin Hamad al Zani. Imagen cedida por el Gobierno de Venezuela. EFE

El recorte drástico de las previsiones por parte de un par de bancos de inversión sirvió este lunes para lastrar aún más el precio del petróleo, aunque el problema de fondo sigue siendo el más básico de entender en la economía: la oferta está superando con creces la demanda y eso siempre se traduce en algo duro para la industria, una guerra de precios. El barril de crudo sufrió su caída más fuerte en una semana, de un 5%, aunque el descenso acumulado en lo que va de año (tan solo siete jornadas activas en los mercados) ya es del 17%. El brent, la referencia en Europa, bajó de los 50 dólares, hasta los 47, un suelo que no tocaba desde primeros de 2009.

En el frente de la demanda —como este lunes quedó de nuevo claro—, nada apunta hacia demasiados cambios de momento: el ministro de Energía de Emiratos Árabes, Suhail Al Mazrouei, dijo en un acto público que el país mantendrá su plan de incrementar la producción hasta los 3,5 millones de barriles diarios en 2017, frente a los tres actuales, a pesar de la bajada de precios. “En estos tiempos de inestabilidad en los precios del petróleo, estamos mostrando en Abu Dhabi y en todo el más que nos mantenemos dedicados a conseguir nuestros objetivos de producción de largo plazo”, recalcó, según las declaraciones recogidas por Bloomberg.

“Creemos que los actuales precios no son sostenibles y se recuperarán en poco tiempo”, aseguró también, en línea con el mensaje que la organización de países exportadores (OPEP), que ha rehusado reducir la producción pese a que la demanda es más débil de lo previsto por la frágil recuperación económica mundial y a que EE UU ha aumentado la oferta con nuevas técnicas como la fractura hidráulica. También la producción estadounidense ha subido.

El Gobierno español calcula un ahorro de hasta 15.000 millones

Así, Goldman Sachs redujo la previsión del precio medio del crudo para este año hasta los 50,4 dólares por barril de brent, frente a los 83,75 de promedio pronosticados hasta ahora. En cuanto al petróleo de referencia en EE UU, el West Texas, la expectativa ha encogido de los de 73,75 de media a los 47,15 dólares. Además, se estima que las existencias crecerán en la primera parte del año.

Por su parte, Société Générale recortó su previsión para 2015 de 70 a 55 dólares de media en el caso del brent y de 65 a 51 dólares en el caso del West Texas. Otros analistas hicieron lo propio la semana pasada.

El exceso de producción está pasando factura a las economías exportadoras más dependientes de esta fuente de ingresos y Venezuela, especialmente perjudicada, está luchando por convencer a sus socios de la OPEP para rebajar la producción y frenar la sangría del precio. El presidente venezolano, Nicolás Maduro, debía de hecho visitar hoy a Argel para negociar, tras haber pasado ya por Irán, Arabia Saudí y Catar sin mucho éxito.

A los países importadores de petróleo, en cambio, el abaratamiento les beneficia. En el caso de España, el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, dijo este lunes en Palma de Mallorca que “el precio del petróleo es un factor especialmente positivo” y que, según los cálculos de su departamento, puede traducirse en la disponibilidad extra de entre 10.000 y 15.000 millones de euros.

No obstante, advirtió de que la inflación se mantendrá “durante muchos meses” en niveles del -1%, informa Efe. Guindos aseguró que la depreciación del crudo incentivará el crecimiento del PIB en un 0,5 o un 0,6%.

La caída del petróleo también lastró este lunes el arranque de Wall Street y, con ello, el lo que parecía el repunte de la Bolsa española. Aunque el Ibex 35 llegó a apuntarse el 1,6%, acabó con un avance del 0,81%. El Santander, que la semana pasada llegó a perder el 14% por su ampliación de capital, acabó ganando el 2,7%.

La fortaleza del dólar también impulsa el abaratamiento del crudo, que cotiza en esta divisa. El euro tocó ayer los 1,175 dólares, su mínimo intradía en nueve años.