Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

HP vende la marca Palm

La tecnológica de Palo Alto compró el fabricante de dispositivos móviles en 2010 buscando competir con Apple y Google

Hewlett-Packard sigue ajustando su cartera de productos antes de proceder a separar el negocio de consumo de los servicios para empresas. En este proceso la tecnológica que dirige Meg Whitman confirma que vendió todos derechos asociados a la marca Palm. La firma de Palo Alto adquirió el fabricante de dispositivos en abril de 2010 tras desembolsar 1.200 millones de dólares.

La tecnológica estadounidense compró Palm en una maniobra a la desesperada para no quedar rezagada en el mercado de la computación móvil, donde Apple estaba marcando el paso con el iPhone y Google con el sistema operativo Android. Era una presa fácil. Acosada por las dificultades financieras, Palm no tenía otra opción para sobrevivir que ponerse en manos de alguien más grande.

Las dos firmas eran pioneras en un mercado que no subieron explotar. La compra de la dueña del asistente digital Pilot, sin embargo, demostró pronto ser un fracaso. Cuatro años después de su integración, al entrar ahora en el portal de Palm el usuario es dirigido hacia mynewpalm.com, donde se puede leer el eslogan que utiliza la compañía china de móviles Alcatel Onetouch.

Lo que está por ver ahora es si Palm va a poder resucitar en manos de la filial del conglomerado tecnológico chino TCL. El cambio de propiedad se produjo a final del pasado mes de diciembre a una sociedad conocida como Wide Progress Global e incluye el nombre de Palm, las marcas asociadas al fabricante y los logos. Ni HP ni TCL dan detalles precisos sobre el canje.

La electrónica surcoreana LG ya compró hace dos años a HP el sistema operativo webOS de Palm, justo un año después de que fuera abandonado a su suerte por Leo Apotheker. Los analistas del sector tecnológico creen que Alcatel Onetouch se hace con la marca como una vía para introducir nuevos productos en el mercado estadounidense, donde ahora tiene un negocio muy pequeño.