Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las Bolsas cierran la jornada con subidas pese a los sobresaltos

El Ibex 35 cierra con un avance del 1,8% tras llegar a perder un 2,5% en la sesión

La Bolsa de Madrid este martes
La Bolsa de Madrid este martes EFE

Los mercados se encuentran en un estado de ciclotimia. Están atrapados entre dos fuerzas. Por un lado, responden con miedo a las tensiones generadas por la fuerte depreciación del rublo que poco a poco aumenta los riesgos de impago de Rusia y por la continua depreciación del precio del petróleo. Por otro, crecen las oportunidades especulativas en esta situación. En función de la tensión que estas dos fuerzas ejerzan sobre los mercados, las Bolsas se tiñen de negro o de rojo. Este martes cambiaron varias veces de color. Nervios y volatilidad recorrieron las Bolsas mundiales tras la debacle de la divisa rusa que forzó la decisión del Banco Central de Rusia de subir los tipos de interés del 10,5% al 17% y llegó a manifestar que “la situación es crítica”. El rublo llegó a depreciarse un 14% pero suavizó la caída al cierre de la jornada bursátil con un descenso del 5% respecto al dólar. No obstante, las pérdidas de valor del rublo sobre el billete verde se acerca al 50% en los últimos 12 meses.

La economía rusa está fuertemente afectada por la persistente caída del precio del petróleo, que ha disminuido casi un 50% desde verano. el martes, el brent, el crudo de referencia en Europa, rompió el suelo de los 60 dólares por barril. Los expertos aventuran que la depreciación del petróleo continuará a lo largo de 2015. Todo este magma deprimió el arranque de las Bolsas.

El cambio de tendencia llegó desde Estados Unidos en vísperas de la decisión de la Reserva Federal de EE UU sobre los tipos de interés. Los inversores observan con interés hasta cuánto pueden caer los precios para conseguir una buena operación y varían su aversión al riesgo en función de las perspectivas. Este martes creyeron ver una buena oportunidad en el mercado a media sesión. Los expertos achacaron a la especulación el cambio de tendencia.

Al final de la jornada las ganancias fueron generalizadas en los parqués europeos y recuperaron parte de las pérdidas acumuladas durante la última semana. El CAC francés cerró con un aumento del 2,19%, el Dax alemán se anotó una subida del 2,46% y el Footsie londinense progresó un 2,41%.

En España, el selectivo Ibex 35 registró hasta siete cambios de tendencia en la sesión en la que cerró con un aumento del 1,80 tras llegar a perder más de un 2% a mitad de jornada hasta caer a los 9.662 puntos. El arreón final sirvió para recuperar las ganancias anuales y cerrar en los 10.081 puntos. En lo que va de año el Ibex 35 acumula un beneficio del 1,67%.

En esta agitada sesión, Repsol se ha dejado un 0,35% tras comprar la petrolera canadiense Talismán Energy por 10.000 millones de euros. Por contra, el impulso ha llegado del lado de algunos bancos. El Banco Sabadell se anotó un aumento del 4,23%; Bankinter avanzó un 4,2% y el Popular, subió un 4,26%.

La prima de riesgo española, el diferencial del bono español a 10 años sobre el alemán, subió martes algo más de un 3% hasta colocarse en los 120 puntos básicos. La deuda pública sigue en mínimos históricos. El euro repuntó hasta los 1,25 dólares.

Más información