Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La depreciación del euro reactiva las exportaciones en septiembre

Las ventas en el exterior crecen un 9,6% respecto al mismo mes del año pasado

La depreciación del euro reactiva las exportaciones en septiembre

Europa dio en septiembre lo que quitó en agosto al comercio exterior. Si en agosto las exportaciones registraron el mayor retroceso en cinco años, como consecuencia del frenazo de las principales economías europeas, en septiembre las ventas al exterior se recuperaron, también de la mano de la zona euro: llegaron a los 21.198 millones, un 9,6% más que en el mismo mes de 2013.

El informe mensual de comercio exterior, publicado este lunes por el Ministerio de Economía, muestra que las importaciones vuelven a crecer a buen ritmo (hasta los 23.572 millones, un 7,5%), con lo que el déficit comercial se ensancha. En los nueve primeros meses del año, el saldo negativo llega a los 18.854 millones, un 71% más que en los tres primeros trimestres de 2013, como consecuencia de un avance mucho más tímido de las exportaciones (un 1,9% más que entre enero y septiembre del año pasado) que de las importaciones (un 6% más).

En las cuentas del comercio exterior de septiembre se puede seguir la pista al ligero repunte de la actividad económica europea al final del tercer trimestre, pero sobre todo a los efectos de la depreciación del euro, que comenzó en agosto y se intensificó en septiembre con el anuncio de nuevas medidas de expansión monetaria por parte del Banco Central Europeo, incluido el recorte del tipo de interés al 0,05%. La agencia estadística de Bruselas, Eurostat, avanzó, también este lunes, que las exportaciones de la zona euro en septiembre han crecido un 9% en tasa anual, frente al 3% que cayeron en agosto.

La mejora de las exportaciones europeas fue la palanca para el incremento español de ventas al exterior, ya que muchas de las mercancías vendidas a Alemania, Francia o Italia, se incorporan luego en estos países a productos que son, a su vez, exportados. Así, productos energéticos, bienes de equipo y el automóvil concentran un 80% de la mejora de las exportaciones en tasa anual. Y, por destino geográfico, Europa explica dos tercios del incremento registrado en septiembre.

La depreciación del euro, que ha continuado en el último mes y medio (bordea ahora los 1,24 dólares, frente a los 1,36 de agosto), también incide en una mejora de las ventas a EE UU (un 30% más) China y Japón (un aumento del 40%). Y, sin embargo, no se deja notar en América Latina, donde el parón económico y la pérdida de valor de varias de sus divisas sigue penalizando a las exportaciones españolas (un 5% menos que en septiembre de 2013).

“Lógicamente, tiene un efecto favorable en las expectativas de los exportadores”, apuntó el ministro de Economía, Luis de Guindos, sobre la depreciación del euro, informa Ángeles Espinosa. En una breve escala en Dubái, de regreso de la cumbre del G20, celebrada el pasado fin de semana en Australia, De Guindos destacó que las exportaciones suponen ya el 35% del PIB español y valoró la pujanza del sector exterior. “En estos momentos existen pocos países en Europa tan competitivos como España”, aseguró, “en los últimos años la evolución de nuestras exportaciones, después de las alemanas, es la mejor de toda la unión”.

Con los datos de mercancías de los nueve primeros meses, el secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz, sostuvo que la economía española logrará, por segundo año consecutivo, una balanza exterior (que, además de mercancías, incluye el intercambio de servicios y rentas) positiva.