Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Quiero trabajar desde casa

La universalización de la banda ancha hace que el teletrabajo se popularice

Una mujer trabaja desde casa.
Una mujer trabaja desde casa.

La forma de encontrar el éxito profesional puede estar más cerca de lo que uno se piensa. Sin ir lejos, sin desplazamientos, sin cruzar la puerta de casa, es decir, el hogar es el centro de operaciones. Esa es la clave, el hogar. Efectivamente, cada vez son más las personas que por diversas razones como por ejemplo necesidad, comodidad o ahorro se deciden a trabajar desde casa y tener los soportes digitales como aliado con los que poder desarrollar correctamente el trabajo.

A pesar de que esta fórmula tiene también sus detractores, lo que es cierto es que suma seguidores como compañías y emprendedores que apuestan por el teletrabajo como una nueva forma de trabajo. El trabajo a distancia, una forma de empleo sin un lugar físico encuadrado en unas oficinas concretas.

¿Qué se necesita para trabajar desde casa?

Quizá la respuesta más obvia es tener trabajo. Efectivamente, ya sea por cuenta propia o bien por cuenta ajena, es necesario un proyecto, un empleo. Salvado esto, se necesita una buena conexión a Internet. Dependiendo del tipo de trabajo que se vaya a desempeñar, se necesitará una calidad de conexión u otra.

Hoy día, el mercado de la fibra óptica está en auge, siendo ya más de un millón líneas de fibra óptica las que hay operativas en España, concretamente 1.098.110 líneas según los últimos datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). Esta tecnología de conexión de banda ancha facilita el trabajo ya que es mucho más rápida que el ADSL, por lo que puede ser perfecta para trabajar desde casa. Además los precios han disminuido considerablemente ya que las compañías apuestan por desplegar este tipo de conexión.

¿En qué ahorro trabajando desde casa?

El primer ahorro que se produce es claro, no hay que realizar un desembolso por alquilar oficinas. El entorno laboral ahora está ubicado en tu propio hogar, por lo que es posible conciliar lo laboral con lo personal sin desplazarse. El transporte también supone otro foco de ahorro. No es necesario desplazarse y por lo tanto no se genera gasto en cuanto a transporte ya sea público o más aún si es privado. Otro punto a favor y que para muchos es importante es la alimentación. No hay que comer fuera de casa, evitas gastos extra ya que entra dentro del presupuesto del hogar.

El trabajo a distancia, teletrabajo, trabajo desde casa o como se quiera llamar puede ser un método para poder ahorrar en costes no solo para la compañía en sí sino también para el trabajador. Además no es un método que esté reñido con la productividad, aunque para sus detractores es el principal inconveniente. Es posible ahorrar en lo personal, en lo laboral y todo ello sin perder profesionalidad ninguna.

En estos casos, el entorno y soportes digitales serán una pieza clave para poder llevar a cabo con éxito el trabajo en cuestión. Un buen equipo que dé garantías y una buena conexión a la red son puntos esenciales para el trabajo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información