BCP, la oveja negra de Portugal

El resultado negativo del test, es anterior a su ampliación de capital y al ahorro por la devolución anticipiada de créditos europeos

El BCP es el único banco portugués que no pasa el test de estrés en un escenario adverso de la economía. Por lo menos con los datos recogidos a finales de 2013. En el otro extremo, en el de los mejores, se encuentra otro banco portugués, el Banco Portugués de Investimento, BPI (44% de La Caixa). 

El Banco Comercial Portugués (BCP) ha estado muy activo desde el verano, aunque eso no se refleja totalmente en el actual test de estrés. Hace dos años, el BCP solicitó las ayudas públicas previstas para rescates bancarios. Fueron 3.000 millones de euros, de los que ha devuelto la mayoría antes de tiempo y así se ha ahorrado pagar unos intereses del 8%.

En mayo, BCP devolvió 400 millones y en agosto 1.850 millones; el resto, 750 millones, los devolverá en 2015, con todo ello se ahorra 300 millones de euros en intereses.

El adelanto del pago ha sido posible gracias a que en julio cerró una ampliación de capital de 2.250 millones de euros, lo que le ha permitido aumentar su ratio de capital al 12%, cinco puntos más que el mínimo exigido por las autoridades bancarias europeas; aunque, en los datos aportados ahora por el BC rebaja esos dígitos al 10,3%.

En las condiciones de la ampliación, Nuno Amado, consejero delegado del banco, se comprometió con los accionistas a compensarles en 2016 con el 50% de los beneficios. El BCP tuvo el pasado año unas pérdidas de 740 millones de euros, pero prevé beneficios para 2015.

Además de la mejora de la situación del negocio bancario, de la ampliación de capital, y del ahorro de pago de intereses, el BCP ha emprendido un recorte temporal de salarios.

Esas medidas son las que le permiten declarar a Amado, tras conocer el resultado del test, que no será necesaria una amplicación de capital ni la venta de activos. “Si el test se hubiera realizado con los datos actuales, el resultado habría siduo muy diferente”, hja declarado.

El BE señala que en un escenario base, el ratio de solidez del BCP sería del 8,8%, ocho décimas por encima del mínimo exigido; pero en el caso de un escenario adverso caería al 3%, cuando el mínimo exigido es del 5,5%.

Tras la última ampliación, el grupo angoleño Sonangol es el accionista de referencia con el 19,4% de la propiedad, seguido del Banc Sabadell (4,3%), Grupo eléctrico EDP (2,8%), Grupo Interoceánico (2,6%) y Grupo Berardo (2,3%).

El Banco de Portugal ha emitido un comunicado en el que se felicita porque "los bancos portugueses demuestran que tienen niveles de capitalización adecuados”, tra superar las pruebas el BPI y la Caixa Geral de Depósitos.Para el banco central portigués el escenario adverso del test de esfuerzo es “improbable” y además se cogió como punto de partida el inicio del año, "muy desfavorable en la economía del país”.

La alegría del gobernador se entiende también porque otro de los bancos del país, el BPI, es el mejor de la península ibérica en un escenario base, con un ratio del 14,9%, seis décimas mejor que el segundo Bankia. En el caso de un escenario adverso,  BPI solo es superado, por dos décimas, por Kutxabank.

BPI, participado en un 44% por la entidad española La Caixa, es uno de los favoritos para optar a la compra del Novo Banco, el banco bueno del Banco Espírito Santo (BES) que, debido a la reciente intervención de las autoridades, ha aplazado las pruebas de estrés hasta final de año.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción