Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un tercio de las aplicaciones móviles pide permisos sin necesidad

Los usuarios no siempre saben cuanta información obtienen de ellos los programas

El usar el 'smartphone' como una extensión propia tiene sus riesgos.
El usar el 'smartphone' como una extensión propia tiene sus riesgos.

No siempre es cierto aquello de que “cuanto más mejor”. Un tercio de las aplicaciones móviles requieren demasiados permisos para su instalación teniendo en cuenta la función que va a realizar. Es lo que un estudio realizado por la Red Global de Control de la Privacidad (GPEN) conjuntamente con la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha revelado. Se trata de un análisis realizado sobre las condiciones de privacidad de las aplicaciones móviles en la que se estudiaron más de 1.200 aplicaciones tanto gratuitas como de pago y de cualquier categoría (ocio, salud, banca…).

En España el smartphone tiene una penetración del 84% y a nivel global este porcentaje es del 72% según el estudio Somos Digitales realizado por AMETIC (Asociación de empresas de Electrónica, Tecnologías de la Información, Telecomunicaciones y Contenidos Digitales) y Accenture. Ante estos niveles de integración de los “teléfonos inteligentes”, los usuarios quizá no sean conscientes de los riesgos que puede suponer una mala utilización de los datos que éstos proporcionan a través de la instalación de aplicaciones móviles, por ello el motivo del estudio de la GPEN y la AEPD antes mencionado.

El 31% de las aplicaciones solicitan permisos excesivos

Tras analizar más de 1.200 aplicaciones, se llega a la conclusión de que el 31% de éstas piden demasiados permisos para la instalación en comparación a las funciones que la aplicación desarrollará. Además, el estudio también revela que el 75% de las aplicaciones requiere de uno o más permisos por parte del usuario. Entre los permisos que más se solicitan son la ubicación, el acceso a otras cuentas, a la libreta de contactos, a la identificación del propio dispositivo y a la cámara.

Aplicaciones poco transparentes

En lo que a asuntos digitales se refiere, la privacidad es uno de los puntos que más inquietud genera a los usuarios. Se espera más transparencia y claridad en cuanto a los términos de privacidad.

En este sentido, no fue tarea fácil encontrar información sobre la privacidad al realizar la instalación en el 59% de las aplicaciones analizadas. No existe información clara acerca de los motivos de recopilar información privada de los usuarios, enlazaban a otras páginas web con políticas de protección de datos que no eran específicas de la aplicación a instalar o bien de páginas en las que era necesario realizar un registro para acceder.

Las compañías que sí proporcionaban información clara y de fácil acceso sobre los datos personales que se recopilan y el motivo de ello son únicamente el 15% de las aplicaciones, mientras que el 31% proporcionaba “cierta información”, el 24% ofrecía información inadecuada y el 30% no facilitaba ninguna información sobre la privacidad.

La dificultad con la que se accede a la información también es un impedimento ya que el estudio afirma que el 43% de las aplicaciones no han realizado una adaptación de las políticas de protección de datos para que éstas puedan ser leídas en el dispositivo móvil, es decir, en una pantalla pequeña. Las políticas son muy extensas y es necesario desplazar el texto para su lectura o incluso afirman que requiere de hacer clic en distintas páginas. 

Más información