Las hipotecas suben en julio con fuerza y dejan atrás los mínimos de la crisis

El INE recoge una alza del 28% frente a 2013, cuando se marcaron récords por lo bajo Los 18.107 préstamos firmados en este mes siguen siendo pocos en comparación con la serie

El escaparate de una inmobiliaria en Madrid.
El escaparate de una inmobiliaria en Madrid.EFE

El mercado inmobiliario español sigue tratando de buscar su suelo tras más de seis años de crisis. En otra señal de que la vivienda se está estabilizando ahora que la economía vuelve a crecer, el INE ha publicado este viernes que las hipotecas se dispararon en julio. Según la oficina de estadística, la concesión de préstamos para comprar casa repuntó un 28% con respecto al mismo mes de 2013, hasta alcanzar los 18.107 créditos.

El avance de julio es el segundo consecutivo y, sobre todo, representa el mayor incremento en tasa interanual desde que estalló la burbuja a finales de 2007. No obstante, hay que recordar que el mercado venía de marcar mínimos en 2013 tras la supresión de la deducción fiscal a la compra. De ahí el espectacular salto de julio.

Más información
La venta de pisos crece un 12% entre marzo y junio
Los extranjeros aumentan la compra de viviendas en España
Final de año de vértigo inmobiliario: vende ya o paga más

En cuanto al dinero prestado, el importe total de estos préstamos se elevó a 1.826 millones de euros, con un aumento del 28,5% sobre julio de 2013. Dividido por la cantidad de préstamos, el INE indica que bajó un 0,3% el importe medio de las hipotecas, que ya solo se conceden por menos del 80% del valor del inmueble. Tras este leve recorte, la cuantía se quedó en 100.866 euros en julio.

La mejora coincide con el balance que hace el Banco de España sobre la evolución del nuevo crédito. Las estadísticas de esta institución ya venían anunciado desde enero que la financiación, aunque no llega a las empresas, sí ha vuelto para los hogares de la mano de la recuperación del empleo. El paro, según reconocen las propias entidades, es el elemento que más condiciona la morosidad y que, por tanto, anima a los bancos y antiguas cajas a abrir la mano cuando baja. Máxime cuando la crisis les ha convertido en las mayores inmobiliarias de España y necesitan reducir el número de inmuebles en el balance. Por el camino, algunas de ellas como Caixabnak.o el Popular se han desecho de su cartera de créditos más problemáticos una vez provisionados en los pasados ejercicios, lo que facilita el actual cambio de tendencia.

Campaña de las entidades

Dentro de la reactivación del crédito, varias entidades (BBVA, Santander, Liberbank, Bankinter, ING, Activo Bank...) han lanzado agresivas campañas para relanzar el negocio de las hipotecas. Para ello, ofrecen diferenciales inferiores a los dos puntos sobre el euríbor, que por cierto está en mínimos y, en lo que va de septiembre, está en torno al 0,36% tras los sucesivos recortes de los tipos de interés del BCE. Gracias a esta tendencia a la baja en los precios, el INE señala que el interés medio de los préstamos en las hipotecas a tipo variable se reduce en julio en 1,40 puntos frente a 2013, hasta los 3,09%. Y el descenso continuará ya que los datos del INE corresponden al momento en el que la hipoteca entra en el registro, lo que tiene lugar entre uno y dos meses con respecto a la firma de la escritura.

En cualquier caso y pese a la recuperación de las hipotecas, el mercado sigue muy condicionado por la resaca de la crisis. Así y aunque tanto las estadísticas del INE como las que periódicamente publican los registradores, notarios, portales y Fomento recogen un aumento de las operaciones, la mejora sigue estando muy vinculada con las compras de los extranjeros, que acaparan el 13% de las transacciones, según datos de los registradores. Otras fuentes, como los notarios, elevan el porcentaje al 20% aunque desde Bankia destacan que se está recuperando al cliente nacional, que busca un crédito para comprar su primera vivienda y por menos del 80% de su valor.

Junto al aporte del segmento de los extranjeros, el sector ha ganado impulso gracias a las adquisiciones destinadas a la inversión. Según el catedrático de Economía de la Universidad de Barcelona, José García Montalvo, la caída de las rentabilidades de los depósitos y la renta fija ha hecho que los ahorradores saquen su dinero del banco y lo apuesten en el mercado inmobiliario. Este profesor sostiene que entre el 20% y el 25% del total de las operaciones corresponden a estos compradores locales. El fenómeno, además, se ha visto alentado por la estabilización de los precios.

Con vistas a lo que queda de 2014, el mercado volverá a verse animado por las modificaciones fiscales. En concreto y tal y como recuerda Fernando Encinar, jefe de estudios de Idealista, se espera un "final de año de vértigo" en el mercado de la segunda mano. El motivo, que a partir del uno de enero de 2015 la plusvalía a pagar por una vivienda comprada antes de 1994 será hasta un 55% más elevada. Por ello, augura una bajada de precios generalizada para estos inmuebles.

Sobre la firma

Álvaro Romero

Redactor del equipo de Redes Sociales y Desarrollo de Audiencias en EL PAÍS. Es licenciado en periodismo por la Universidad Complutense de Madrid.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS