Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dimas Gimeno, nombrado nuevo presidente de El Corte Inglés

El consejo de administración designa al que hasta ahora era consejero director general

En el centro, Dimas Gimeno Alvarez, nuevo presidente de El Corte Inglés
En el centro, Dimas Gimeno Alvarez, nuevo presidente de El Corte Inglés EL PAÍS

Ya es oficial. Tal y como se esperaba desde la muerte de Isidoro Álvarez, El Corte Inglés ha decidido el nombramiento de Dimás Gimeno Álvarez como nuevo presidente de la compañía. Gimeno, que era el indiscutible número dos de la empresa, se perfila también como presidente de la Fundación Ramón Areces, principal accionista de El Corte Inglés con cerca del 27%. El anuncio oficial se ha reducido a un comunicado de tres líneas: "El consejo de administración de El Corte Inglés ha nombrado hoy a Dimas Gimeno, nuevo presidente de la compañía. Dimas Gimeno era hasta ahora consejero director general de El Corte Inglés".

Con el nombramiento de Dimas Gimeno, sobrino de Isidoro Álvarez, fallecido el pasado domingo en Madrid, se mantiene la vinculación de la familia fundadora del gigante de la distribución, que estrena la cuarta generación desde la fundación de la sociedad en 1940.

Dimas Gimeno, que heredó el nombre de su abuelo materno y padre de su tío Isidoro, ha sido preparado a conciencia bajo la supervisión de este, que le llevó al consejo de administración junto a la vieja guardia de la empresa en 2010. En agosto 2013, con motivo de la junta general de accionistas, le nombró director general, el mismo cargo que el propio Isidoro Álvarez había tenido antes de ser presidente. El tío Isidoro le hacía así un traje a la medida para dar el gran salto, que ahora culmina, seguramente antes de lo que él pensaba, y llevar las riendas de los grandes almacenes.

De 39 años, licenciado en derecho por la Universidad San Pablo CEU y con un Máster en Derecho privado por esta universidad y un MBA por IESE, compatibilizó con sus estudios como vendedor en El Corte Inglés. Gimeno se incorporó en 2000 a los servicios centrales de la empresa en Madrid, donde trabajó en distintas áreas. Pronto, en 2001, se trasladó a Portugal para la puesta en marcha de la filial en ese país y del primer centro de El Corte Inglés en Lisboa.

Durante los cinco años siguientes participó en el desarrollo de nuevos centros hasta que en 2006 se encargó del nuevo centro de Oporto. Dos años después regresó a los Servicios Centrales y, posteriormente, se incorporó a la dirección de ventas. En 2009, fue nombrado miembro del Patronato de la Fundación Ramón Areces y en 2010, designado consejero de El Corte Inglés, cargo que ocupó hasta su nombramiento como consejero director general de la empresa.

Renovación del consejo

Una de las tareas que le esperan a Gimeno es la renovación generacional de la compañía empezando por el consejo, entre los que figuran los veteranos Florencio Lasaga, Carlos Martínez Echevarría y Juan Hermoso. Los dos primeros han acompañado a Isidoro Álvarez, del que son coetáneos, desde incluso antes de que tomara la presidencia en 1989 tras morir su tío Ramón Areces. Hermoso, más joven aunque ya en los setenta, ha sido uno de los hombres de máxima confianza de Álvarez. Los tres, además, son patronos de la Fundación Ramón Areces, junto a representantes de la familia y otros independientes, y los tres han apoyado en todo momento el nombramiento de Dimas Gimeno, como era el deseo de Isidoro.

En el entorno de la empresa se comenta que muy posiblemente al menos los dos primeros vayan dejando sus responsabilidades para dar paso a directivos más jóvenes, algunos de los cuales ya están en el equipo de gestión de la empresa y son de la confianza de Gimeno.

En el consejo también se sientan Paloma García, Carlota Areces (ambas representan a familias accionistas de El Corte Inglés); Leopoldo del Nogal, que trabajó con Gimeno en la expansión de Portugal, y Manuel Pizarro. Pizarro fue la última incorporación al consejo, el pasado agosto. Fue fichado por Álvarez como asesor para asuntos financieros y se espera que con Gimeno mantenga ese papel. El año pasado, precisamente, el grupo refinanció su deuda y alcanzó un acuerdo con el Banco Santander por el cual la entidad financiera se quedó con el 51% de la financiera y asumió la gestión, pero no se descarta una mayor apelación a los mercados financieros, para lo que puede ser útil la experiencia de Pizarro, que apenas tiene en cambio conocimientos comerciales.

Con el asesoramiento de Pizarro, Gimeno deberá definir la estrategia del grupo para los próximos años, con la posible apertura a los mercados financieros para desbancarizar la deuda. En ese plano, hay quien propugna la salida a Bolsa. Asimismo, se baraja también la expansión a otros países. De hecho, solo está en Portugal y dejó pendiente su instalación en Milán.

Fe de errores

En una versión anterior se decía por error que Dimas Gimeno había sido nombrado también presidente de la Fundación Ramón Areces. Ese nombramiento no se ha producido aún.