Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La huelga de pilotos de Air France obliga a suspender la mitad de los vuelos

El proyecto de reforzar la compañía ‘low cost’ Transavia origina el conflicto laboral

El primer día de huelga de los pilotos de Air France se ha saldado, según datos de la propia compañía, con la suspensión de la mitad de los vuelos previstos. Exactamente, el 48%, aunque algunos medios elevaban ayer el porcentaje hasta el 60%. La empresa ha reservado 1.200 plazas hoteleras para alojar a los pasajeros afectados por el conflicto laboral y considera que la protesta, prevista para toda la semana, le va a producir unas pérdidas mínimas de entre 10 y 15 millones de euros al día.

El origen del conflicto laboral es el proyecto del grupo Air France-KLM, el segundo de Europa después de Lufthansa, de reforzar su modesta compañía low cost Transavia hasta convertirla en una de las grandes de Europa del sector, capaz de ser una verdadera competencia para easyJet y Ryanair. El grupo aéreo franco-holandés prevé una inversión de mil millones de euros en Transavia y aumentar su flota de 47 a un centenar de aviones de aquí a 2019. El sindicato mayoritario de los pilotos de la antigua compañía de bandera francesa, el SNPL, está de acuerdo con el plan, pero no con los despidos en marcha, que afectarán al 10% de la plantilla de empresa-madre, ni con las condiciones laborales de los trabajadores de Transavia, peores que las de los empleados de Air France.

En general, los salarios son un 20% más reducidos en Transavia. Los costes de la plantilla de la compañía ow cost’ representan el 7% del total frente al 21,2% de Air France. Los pilotos argumentan que es el modelo de explotación el que determina los costes de la compañía y no el sistema de remuneración. De ahí que propongan que los pilotos de Transavia sean contratados bajo las mismas condiciones que los de Air France. La compañía, por su parte, ha advertido de que si no hay un acuerdo, se mantendrá el plan de expansión de Transavia para toda Europa excepto para su filial gala Transavia France.

La compañía ha asegurado que los pasajeros afectados tienen derecho a un cambio de billetes sin cargo alguno y ha difundido unos números de teléfono para atender a las personas afectadas. El problema, según se percibe en las redes sociales, es que tales números suelen estar colapsados y es difícil contactar con un operador que resuelva las dudas. Algunos aeropuertos, como el de Toulouse, se han visto gravemente afectados, con el 80% de los vuelos anulados el primer día.

Esta huelga llega en un mal momento para Air France-KLM. El grupo ha declarado unas pérdidas netas acumuladas en la primera mitad del año 2014 de 614 millones de euros, si bien las cifras del segundo trimestre indican una cierta mejoría de los resultados.

En la compañía no han podido facilitar cómo está afectando la huelga a los vuelos con destino u origen en España. Las negociaciones con el sindicato de pilotos continúan.