Bruselas deja en manos de la CNMC la autorización de la compra de Canal +

Vodafone pide a Competencia que sea”implacable” para evitar un abuso de dominio de Telefónica

La Comisión Europea comunicó de forma oficial el pasado 26 de agosto a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) que no abrirá expediente sobre la operación de compra de Canal+ por parte de Telefónica. De esta forma, Bruselas deja en manos del regulador español el análisis de la operación, al considerar que no tiene dimensión comunitaria, según ha anunciado este martes el presidente de la CNMC, José María Marín Quemada, en el XXVIII Encuentro de Telecomunicaciones que se celebra en los cursos de la UIMP en Santander.

Telefónica hizo un requerimiento a Bruselas para que la operación fuera tratada por el regulador nacional y, tras un periodo de consultas y dado que ningún Estado miembro presentó objeciones, las autoridades comunitarias decidieron remitir el expediente a la CNMC. El regulador deberá decidir ahora si prohíbe la concentración o si la autoriza con o sin condiciones. Una vez que la CNMC tenga toda la documentación no existe un plazo determinado para conocer la decisión, aunque el proceso suele tardar entre uno y tres meses.

El consejo de administración del Grupo PRISA (editora de EL PAÍS) aceptó el pasado mes de mayo la oferta de Telefónica para la adquisición del 56% del capital social de Distribuidora de Televisión Digital por un importe de 725 millones de euros. La operadora que preside César Alierta, que ya posee ya el 22% de DTS, la plataforma de televisión de pago de Canal+, compró el pasado mes de julio el otro 22% que estaba en manos de Mediaset España, por 296 millones de euros. De esta manera, si sale adelante la operación, tendrá todo el control de Canal +.

Críticas de Vodafone

El consejero delegado de Vodafone España, Antonio Coimbra, advirtió este martes de que la adquisición por Telefónica de Canal + puede provocar un "abuso de posición dominante" en el segmento de la televisión de pago, concentrando el 81,7% de cuota por ingresos y más del 65% por clientes.

A su juicio, Telefónica gozará de una "exclusividad de contenidos", que le permitirá ofrecer paquetes convergentes de telefonía fija, móvil, banda ancha y televisión que no estén al alcance de sus rivales, al no disponer de esa oferta audiovisual. Por eso pidió a las autoridades de Competencia que sean “implacables” a la hora de analizar la operación, y que impongan condiciones para garantizar el funcionamiento competitivo de los mercados audiovisual y de telecomunicaciones. "Este operador tiene la posibilidad de negociar contenidos premium y llevar a cabo ofertas convergentes con estos contenidos. Es importante que el regulador de competencia sea implacable en la forma de analizar este mercado", aseguró en la UIMP.

Coimbra ha pedido también que se elimine a los operadores de telecomunicaciones la tasa que pagan a RTVE para financiar la supresión de la publicidad. "En nuestra opinión esto es inconstitucional", ha remarcado el directivo, que ha pedido la supresión de este canon.

Sobre la firma

Ramón Muñoz

Es periodista de la sección de Economía, especializado en Telecomunicaciones y Transporte. Ha desarrollado su carrera en varios medios como Europa Press, El Mundo y ahora EL PAÍS. Es también autor del libro 'España, destino Tercer Mundo'.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS