Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

CaixaBank acuerda el cese de Nin como consejero delegado

Le sustituye Gonzalo Gortázar, que se perfila como futuro responsable del banco P Massanell será el nuevo vicepresidente

Juan María Nin, de pie a la izquierda, Isidro Fainé, a la derecha.
Juan María Nin, de pie a la izquierda, Isidro Fainé, a la derecha.

La reorganización financiera no ha terminado. CaixaBank, la primera entidad comercial en España y el tercer mayor banco por activos, reestructuró este lunes el puente de mando. El consejo de administración de CaixaBank aprobó el cese de Juan María Nin (Barcelona, 1953) como vicepresidente y consejero delegado de la entidad presidida por Isidro Fainé (Manresa, 1942). En su lugar se nombró a Gonzalo Gortázar, de 48 años, como consejero delegado y a Antoni Massanell (Vilafranca del Penedés, 1954) como vicepresidente. Según la entidad, Nin no se desvinculará del grupo, ya que continuará representándolo en los consejos de Gas Natural, Abertis y Erste Bank, aunque dejará Criteria. Estos tres consejos le reportarán unos ingresos anuales de 575.000 euros, según las remuneraciones de 2013. Nin seguirá contando con despacho, secretaria y coche en CaixaBank.

Fuentes de la entidad aseguraron que el relevo se ha realizado de mutuo acuerdo y de forma amistosa. Algunos lo asemejan a “una renuncia a sus cargos” sin indemnización. “Se trata de una salida pactada y ordenada una vez culminada la reordenación del grupo por la aplicación de la nueva ley de cajas y fundaciones bancarias”, dijo el banco. Esta norma impide simultanear puestos en la entidad y en la fundación.

Fainé, presidente de la Fundación Bancaria “La Caixa” y de CaixaBank hasta junio de 2016, valoró, en nombre de todo el consejo, la labor “enormemente positiva” de Nin y destacó su “contribución fundamental a situar a CaixaBank como líder en el sector financiero español”.

Nin representará al grupo en los consejos de Abertis, Gas Natural y Erste Bank

No obstante, en el sector era conocida la falta de sintonía entre Nin y Fainé, desavenencias que se acrecentaron en los últimos meses y que trascendieron fuera de la entidad. Fuentes del sector financiero apuntan a una rivalidad y pugna por el liderazgo. La salida de Nin se produce pocos días antes de que Barclays decida si vende su filial española a CaixaBank y a unas semanas de que se adjudique Catalunya Banc, proceso en el que también está la antigua caja de ahorros catalana.

Gortázar se perfila como el delfín del banco cuando Fainé deje el cargo. Se incorporó en 2008 procedente de Morgan Stanley y ahora deberá liderar el nuevo plan estratégico para 2015-2018.

Gortázar aporta su gran conocimiento de los mercados de capitales y de los inversores, si bien tiene por delante adentrarse en el negocio minorista para afrontar la reestructuración de la red de la entidad y adecuarla a la caída del negocio, lo que exigirá el cierre de oficinas. CaixaBank tiene 5.716 oficinas frente a las 3.230 del BBVA y 4.067 del Santander.

La entidad tiene pendiente una reestructuración de la red de oficinas

Gortázar era director general de CaixaBank y antes fue consejero delegado de Criteria. Otro de hombres fuertes de la reestructuración es Antonio Massanell, ahora vicepresidente de CaixaBank, que ocupaba la dirección general de CaixaBank. Se ocupará del área internacional y la inmobiliaria. Por último, otro ejecutivo emergente es Juan Antonio Alcaraz: amplía y refuerza sus funciones como director general de Negocio de CaixaBank, con responsabilidades sobre Banca Comercial (particulares, banca personal y privada) y Banca Mayorista (Corporativa, Banca de Empresas y Banca de Inversión). Será una persona clave en la colaboración con Gortázar para los nuevos tiempos de recortes. El relevo de Nin ha sido uno de los grandes cambios, tras la marcha de José Ignacio Goirigolzarri del BBVA en 2009. Los expertos vaticinan más movimientos en el sector.