Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iberdrola amplía su presencia en México con una inversión de 900 millones

El grupo eléctrico confía entrar en nuevas áreas de negocio con la reforma energética del país

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, en la Junta General de Accionistas celebrada el pasado mes de marzo.
El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, en la Junta General de Accionistas celebrada el pasado mes de marzo.

Iberdrola apuesta por México. El grupo eléctrico tiene previsto realizar unas inversiones por valor de 900 millones de euros entre 2014 y 2016. Esa cifra se suma a los alrededor de 2.000 millones invertidos allí hasta ahora. La compañía que preside Ignacio Sánchez Galán confía en que la reforma energética mexicana le abra las puertas a nuevas áreas de negocio.

Una parte de las inversiones (300 millones) irán destinadas a la ampliación en 300 megavatios (MW) de la planta de ciclo combinado de Monterrey, que ya dispone de 1.040 megavatios (MW) de potencia instalada. Esta ampliación supondrá la creación de 800 puestos de trabajo directos y alrededor de 1.500 indirectos.

El resto se concretará en otros cuatro proyectos ya en marcha, que totalizan otros casi 1.300 MW: las nuevas centrales de ciclo combinado de Baja California III (300 MW) y Norte III (900 MW), la planta de cogeneración de Enertek (40 MW) y la puesta en marcha de otra instalación de cogeneración, la de Ramos Arizpe (50 MW).

Con este incremento de capacidad, la compañía se afianza como el mayor productor privado de electricidad de México (el segundo del país tras la estatal Comisión Federal de Electricidad, CFE) con más de 5.200 MW y una cuota de generación eléctrica del 17%, distribuido entre ciclos combinados de gas principalmente (4.987 MW) e instalaciones eólicas. En total cuenta con seis centrales de ciclo combinado y tres parques eólicos.

Iberdrola, presente en este país desde 1998, también apuesta por participar en la reforma energética del país con proyectos de transmisión y distribución de energía eléctrica, que en la actualidad solo desarrolla para la CFE a través de su filial de ingeniería y construcción, así como potenciar la firma de contratos de suministro de electricidad con clientes privados.

México aportó a Iberdrola durante el pasado ejercicio unos ingresos de 1.293,4 millones de euros, un beneficio bruto de explotación (Ebitda) de 347,6 millones de euros y un beneficio neto de 194,8 millones de euros.