Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

España se rezaga en su objetivo de empleo

La meta es que en 2020, el 74% de los españoles entre 20 y 64 años tenga un trabajo

Sin embargo, la tasa actual aún está lejos con un 58%

Un grupo de personas hacen cola en un a oficina del INEM en Madrid. Ampliar foto
Un grupo de personas hacen cola en un a oficina del INEM en Madrid. EFE

El objetivo para 2020 está marcado: el 74% de la población entre 20 y 64 años en España deberá tener un empleo. Pero, a siete años de que se cumpla el plazo marcado por la Unión Europea, la situación aún resulta lúgubre. En 2013, la tasa de empleo de España bajó del 59,3% al 58,2%, según un informe publicado este lunes por la oficina estadística comunitaria, Eurostat.

A pesar de que el Gobierno ha echado las campanas al vuelo en esta incipiente recuperación económica, España aún se encuentra junto con Grecia, Croacia e Italia, entre los países de la UE que tiene una menor tasa de empleo. Además, España no hace sino perder distancias desde 2008 respecto a su meta. La tasa de empleo española subió rápidamente en los años previos a la crisis, desde el 62,8% en 2002 hasta el máximo del 69,5% en 2009. Pero desde el estallido de la crisis, el nivel de empleo se ha desplomado más de 10 puntos, una de las bajadas más fuertes de la UE.

En cuanto al resto, Alemania y Malta, alcanzaron en 2013, e incluso superaron, sus respectivos objetivos. De acuerdo con las cifras dadas a conocer este lunes, las mayores tasas de empleo para la población entre 20 y 64 años se observaron en Suecia (79,8%), Alemania (77,1%), Holanda (76,5%), Dinamarca (75,6%), Austria (75,5%) y Reino Unido (74,9%). Los peores resultados corresponden a Grecia (53,2%), Croacia (53,9%), España (58,2%) e Italia (59,8%). El objetivo del conjunto de los Veintiocho para 2020 es conseguir una tasa de empleo de al menos el 75%.

Divergencias

La evolución de la tasa de empleo ha sido diferente durante la última década en la UE, pero se pueden distinguir cinco grupos. Doce Estados miembros (Bulgaria, Dinamarca, Irlanda, Grecia, España, Croacia, Italia, Chipre, Holanda, Eslovenia, Eslovaquia y Finlandia) mostraron la misma evolución de la media de los Veintiocho, es decir, sus tasas aumentaron hasta 2008 aproximadamente y después disminuyeron.

En nueve países comunitarios (República Checa, Estonia, Francia, Letonia, Lituania, Hungría, Rumanía, Suecia y el Reino Unido) la tasa de empleo subió hasta más o menos 2008 y después cayó para volver a recuperarse total o parcialmente. En cuatro naciones (Bélgica, Luxemburgo, Austria y Polonia) la tasa subió hasta 2008 y permaneció estable.

En Portugal ha habido una caída prácticamente continua desde el comienzo del periodo de análisis (2002), mientras que Alemania y Malta mostraron un incremento casi continuo durante toda la década.

Crece el empleo entre los mayores

Para el grupo de edad entre 55 y 64 años, el patrón es bastante diferente: la tasa de empleo ha ido creciendo de forma estable desde el 38,1% en 2002 hasta el 50,1% en 2013. En España también se ha dado un crecimiento, aunque por debajo de la media de la UE y con altibajos debido a la crisis, desde el 39,7% en 2002 hasta el 43,4% en 2013.

En 2013, las mayores tasas de empleo para la población entre 55 y 64 años se observaron en Suecia (73,4%), Alemania (63,5%), Estonia (62,6%), Dinamarca (61,7%) y Holanda (60,1%). Los menores niveles corresponden a Eslovenia (33,5%), Grecia (35,6%), Malta (35,9%), Croacia (36,5%) y Hungría (38,5%).

Más información