Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
JUAN JOSÉ BRUGERA / Presidente de Colonial

“Somos la primera inmobiliaria que ha arreglado su situación”

El presidente de Colonial, Juan José Brugera, defiende que la reestructuración de su compañía ha culminado y están preparados para competir con los fondos internacionales

Juan José Brugera, en la sede de Colonial
Juan José Brugera, en la sede de Colonial

En los cuarteles generales de Colonial, en la Diagonal de Barcelona, circula un enorme cheque de cartón con la cifra de 1.040 millones de euros. Es la cantidad que un grupo de entidades y fondos internacionales ha prestado a la compañía y que ha permitido culminar su reestructuración, que consistió en una ampliación de capital de 1.266 millones y la cancelación de una deuda de 2.086 millones. Como resultado del aumento de capital, Grupo Villar Mir es el nuevo accionista de referencia de la inmobiliaria. El presidente de Colonial, Juan José Brugera, asegura que la operación permitirá la “vuelta a la normalidad” de la compañía.

Pregunta. En la ampliación la demanda triplicó la oferta de acciones. ¿Se lo esperaba?

Respuesta. Habíamos hecho road shows en los principales centros financieros de Europa y Estados Unidos y constatamos que había mucha liquidez y un gran interés por el mercado inmobiliario español. La cartera de edificios de oficinas de Colonial, en Barcelona, Madrid y París, resulta muy atractiva para los inversores. Teníamos claro que íbamos a cubrir la ampliación.

P. De las empresas que dominaban el tablero empresarial antes de la crisis, Colonial es la única que se ha saneado. ¿Por qué?

R. Es una vuelta a la normalidad. Hemos conseguido ser una compañía sin banco malo, con un crédito sindicado a precios de mercado a cuatro años y medio, una relación de la deuda sobre el valor de los activos del 40% y unos accionistas estables con interés a largo plazo en la compañía. Ahora hay que trabajar para dar valor a la acción. Modestamente, somos la primera compañía que ha arreglado la situación. Colonial es una patrimonialista con activos de calidad y un equipo gestor que ha mantenido su ADN.

“Colonial puede competir con los fondos extranjeros y lo va a hacer”

P. ¿Se trataba de deshacer todo cuanto forjó Luis Portillo?

R. La situación de mi vuelta a la compañía se resume en dos cifras: el valor de los activos era de 9.000 millones y la deuda de otros 9.000 millones. El primer reto era salvar a Colonial de la liquidación, para lo que pedimos a los acreedores que capitalizaran la mitad de la deuda a la espera de que llegara la recuperación para resarcirlos. Pero la crisis tuvo forma de W. Hemos intentado realizar ampliaciones de capital y explorado la venta de Société Foncière Lyonnaise (SFL). He de decir que Grupo Villar Mir empezó a interesarse hace dos años por Colonial. Pero su oferta, la de Mora Banc, Grupo Santo Domingo y el fondo soberano de Qatar se han materializado ahora.

P. ¿No se concertó ninguna oferta?

R. La posición de Villar Mir ha sido siempre la de ser el primer accionista, con un tope del 29,9% de las acciones para no tener que lanzar una opa. Los grupos han actuado siempre de forma exquisitamente no concertada.

P. ¿Así la gestión será independiente?

Cuando volvimos el reto consistía en salvar la compañía de la liquidación”

R. Los accionistas dominicales estarán representados en el consejo de acuerdo con la parte de capital que representen.

P. ¿Se reformará el consejo?

R. En la junta ordinaria se elegirá al nuevo consejo. Aumentaremos el número de independientes. La compañía quedará con un free float del 40%, por lo que el consejo tendrá una atención especial a los minoritarios.

P. ¿Qatar Investment Authority es también un socio estable?

R. Mi opinión: es un inversor a largo plazo. En España tiene pocas participaciones importantes. Tal vez la más destacable sea la de Iberdrola. Les gustó el proyecto y tienen un 20% de SFL y un 9% de Colonial. Nos comunicaron que delegan la gestión en SFL, mientras que en Colonial lo tienen que decidir. El fondo puede ser un aliado para operaciones conjuntas.

P. ¿De compras de edificios?

R. España les parece interesante. Y si les ofrecemos proyectos interesantes, los tendremos como aliados.

P. ¿Por qué un crédito nuevo y no otra refinanciación?

Teníamos claro que cubriríamos la ampliación de capital”

R. Una compañía que opera con normalidad debe tener nuevos acreedores y salir de la clasificación de riesgo de impago en la que estábamos. Algunos acreedores, además, vendieron deuda a Brookfield [el fondo que lanzó una oferta competidora por Colonial]. Y este no coincidía con nosotros en la visión de futuro y decidimos seguir con la otra oferta, la que el consejo privilegió. Había que darle una salida y firmamos un nuevo crédito con GIC, Axa, Generali, Bawag, ING o Banco Sabadell.

P. Los créditos sindicados antes eran sobre todo bancarios. ¿Este préstamo demuestra que eso ha cambiado?

R. Sí. Hay dos nuevas modalidades de financiación para grandes empresas. Se ha producido una desintermediación de la banca. Aquí están Crédit Agricole o el Sabadell, pero los actores principales son los fondos de seguros y soberanos, que tienen una liquidez importante. La otra fuente es la emisión de bonos.

P. La acción subió un 150% en cuatro meses. ¿Fue la euforia?

R. No opinamos sobre lo que hace el mercado. Siempre lanzamos mensajes de prudencia, pero los accionistas deben saber que las inmobiliarias europeas cotizan todavía con descuento.

Vamos a recuperar los 712 millones de pérdidas por Asentia este trimestre”

P. ¿Volverán a invertir?

R. Sí, pero incluso durante la crisis hemos reestructurado edificios como la antigua sede de Philips en Madrid; la de Bankpyme en Barcelona o edificios en París. Es lo que sabemos hacer: comprar edificios, ponerlos en valor y vender para volver a invertir.

P. ¿Podrán competir con los fondos extranjeros en la compra de inmuebles?

R. Sí, Colonial puede competir y de hecho lo va a hacer. Pero insisto en que nos interesan edificios en zonas prime de Barcelona, Madrid y París.

P. Tras zafarse de la filial de viviendas y suelo, ¿saldrán de inmediato de números rojos?

R. Sí, y se verá el primer trimestre. Mediante una ampliación de capital nuestra participación en Asentia pasó a ser minoritaria y salió del perímetro de consolidación. Eso hará que Colonial recupere 712 millones de pérdidas en las que había incurrido.

P. ¿Colonial será una socimi?

R. La empresa tiene bases imponibles negativas acumuladas por importes importantes a raíz del saneamiento. Iremos a parar al régimen de socimi, pero no de inmediato.