Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Panrico usa el informe de la Inspección de Trabajo para defender su ERE

La Administración declaró que el despido colectivo no era discriminatorio

CC OO y CGT piden la nulidad del despido porque la comisión negociadora no era representativa

Un grupo de trabajadores de Panrico protesta ante la Audiencia.
Un grupo de trabajadores de Panrico protesta ante la Audiencia. EFE

El informe de la Inspección de Trabajo que resuelve que el despido colectivo de Panrico no es discriminatorio se ha convertido en el principal argumento de la empresa en el juicio que se ha celebrado en la Audiencia Nacional. Con ese documento, el abogado de la empresa ha tratado de desmontar los argumento que los letrados de CC OO y CGT han armado sus demandas para reclamar la nulidad o, en su defecto, la improcedencia de la regulación de empleo.

Tanto un sindicato como el otro han esgrimido en el juicio que la comisión negociadora no estaba legitimada para negociar el despido colectivo, puesto que, en su opinión, no era representativa. Este punto es clave para entender el conflicto jurídico y un despido colectivo que, en principio, afecta 745 empleados de cinco plantas de Panrico. La comisión negociadora llegó a un acuerdo con la empresa que fue aprobado por ocho de los 13 componentes. CGT y CC OO, tres de cuyos miembros firmaron el pacto, esgrimen que los firmantes representaban a los centros de trabajo menos afectados por la regulación de plantilla.

“La mayoría no es representativa y hay fraude ley”, ha afirmado en el juicio Enrique Lillo, abogado de CC OO, ante el tribunal y en una sala repleta de trabajadores de la planta de Santa Perpetua, llegado en autobús desde Barcelona. En la calle, les esperaban aún más trabajadores de la planta, acompañados por afectados del ERE de Coca Cola, que lleva unos seis meses en huelga.

Para rechazar este argumento, el abogado de la empresa ha esgrimido el documento de la Inspección de Trabajo: “El Informe de la dirección general de Empleo dice que la comisión está constituida al amparo de la ley”. De su lado, también estaba la letrada que representa a UGT en el caso, que ha afirmado que la falta de representatividad de la comisión negociadora no ha sido esgrimida hasta después del pacto alcanzado por la empresa, no antes.

También argumentan los sindicatos demandantes que la empresa no les ha facilitado toda la información necesaria para desarrollar de buena fe el proceso de negociación, que se desarrolló durante buena parte del mes de noviembre del año pasado. En concreto, afirman que en el periodo de negociación la empresa no facilitó el estado del flujo de liquidez ni del patromonio neto. Con ello, según ha explicado un economista de CC OO, que ha admitido que sí que había una caída significativa de ingresos en Panrico, se podía observar como la empresa habría efectuado un pago de unos 30 millones de euros a uno de sus accionistas en 2013, el fondo Oaktree.

Respecto a este punto, de nuevo la empresa ha echado mano del informe de la Inspección de Trabajo, que según el abogado dice que "la docuemtnación presentada es más de lo que indica la ley". 

Más información