UE EUROGRUPO

El Eurogrupo apoya a Portugal, deja en espera a Grecia y da nota mixta a España

El presidente del eurogrupo y ministro de Finanzas holandés, Jeroen Dijsselbloem (i), y el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi (c), participan en la reunión con sus homólogos europeos en la sede del consejo europeo, en Bruselas, Bélgica, hoy, lunes 5 de mayo del 2014.
El presidente del eurogrupo y ministro de Finanzas holandés, Jeroen Dijsselbloem (i), y el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi (c), participan en la reunión con sus homólogos europeos en la sede del consejo europeo, en Bruselas, Bélgica, hoy, lunes 5 de mayo del 2014.EFE

El Eurogrupo apoyó hoy plenamente la salida limpia de Portugal de su rescate el día 17, aseguró que cualquier posible medida para aliviar la deuda de Grecia se analizará después del verano y alabó la evolución de la economía de España, excepto en el terreno del desempleo, tras sanear su banca en dificultades.

Los ministros de Economía y Finanzas de la eurozona evaluaron "muy positivamente" los resultados de la primera supervisión posterior al rescate a la banca española en términos de la evolución de la economía y el sector financiero.

Sin embargo, queda pendiente una mayor consolidación presupuestaria y, sobre todo, hacer frente a la elevada tasa de desempleo, señalaron varios responsables de los Dieciocho países que comparten el euro.

El presidente del Eurogrupo y titular de Finanzas holandés, Jeroen Dijsselbloem, afirmó que pese a la buena evaluación de la misión, "no quiere decir que estemos satisfechos con los resultados en términos de desempleo, al igual que no lo estamos con la tasa de desempleo del resto de la eurozona".

Agregó, no obstante, que "España ha hecho lo que podemos esperar que haga en el marco de la vigilancia posterior al programa".

Por su parte, el responsable del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), Klaus Regling indicó que hay "cuestiones pendientes que no pueden ser mejoradas de la noche a la mañana, como la situación del desempleo, y la necesidad de más esfuerzos fiscales".

El vicepresidente de la Comisión Europea (CE) Siim Kallas, encargado en funciones de la cartera económica mientras Olli Rehn se vuelca en la campaña electoral europea, indicó que se ha "tomado nota de los buenos signos" detectados en la economía española.

Expresó su esperanza de que el mayor consumo, una mayor inversión y unas exportaciones continuadas fuertes ayuden a disminuir el paro.

En cuanto a Portugal, el Eurogrupo apoyó "plenamente la decisión del país de no solicitar ningún programa adicional" una vez expire su rescate de 78.000 millones la próxima semana tras tres años de duros ajustes y reformas estructurales, señaló Dijsselbloem.

Kallas afirmó que Portugal ha hecho "tremendos esfuerzos para salir de la crisis" y Regling calificó de "positivo" que sea el tercer socio que abandona su programa de asistencia financiera sin apoyo adicional.

Portugal ha seguido así los pasos de Irlanda, que terminó en diciembre pasado el plan aceptado a cambio del rescate de 85.000 millones de euros, y de España, que puso fin a su programa de hasta 100.000 millones de euros a finales de enero, y de los que utilizó unos 40.000 millones.

En cuanto a Grecia, el Eurogrupo reafirmó su compromiso de proveer "apoyo adecuado" al país hasta que éste recupere plenamente el acceso a los mercados, siempre que cumpla los requisitos y los objetivos de su rescate doble: un primero en 2010 de 110.000 millones de euros y un segundo en 2012 por otros 130.000 millones.

En este sentido, "los méritos relativos de posibles medidas de sostenibilidad de la deuda, tal y como dijo el Eurogrupo el 27 de noviembre de 2012, serán considerados en el contexto de la próxima revisión", es decir después del verano, explicó Dijsselbloem.

La eurozona hizo esta promesa para aliviar la deuda helena cuando Grecia alcanzara un superávit primario -antes del pago de intereses- algo que ocurrió en 2013 con 1.500 millones de euros o el 0,8 % del PIB.

Sin embargo, Kallas afirmó que "no hay un margen de maniobra muy grande" para aliviar la deuda griega, que subirá al 177,2 % en 2014 antes de iniciar un descenso progresivo en los años siguientes.

La troika, formada por la CE, el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), calcula que la deuda griega baje al 125 % del PIB en 2020 y al 112 % en 2022, una y dos décimas respectivamente sobre lo estimado en su anterior proyección sobre los niveles que considera sostenibles.

Un posible alivio de la deuda helena podría incluir una nueva prolongación de los plazos de vencimiento, así como otra reducción de los tipos de interés, como se estableció en noviembre de 2012.

Para determinar si hará falta ese alivio, el Eurogrupo quiere saber después de las pruebas a los bancos helenos cuánto dinero queda en el Fondo Heleno para la Estabilidad Financiera, que todavía dispone de un monto importante para recapitalizarlos, entre otros elementos a analizar, explicó Dijsselbloem.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50