Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
AMÉRICA BANCA

Países americanos discuten cómo mejorar el acceso a los servicios bancarios

El secretario General Adjunto de la Organización de Estados Americanos (OEA), Albert Ramdin. EFEArchivo Ampliar foto
El secretario General Adjunto de la Organización de Estados Americanos (OEA), Albert Ramdin. EFE/Archivo EFE

Representantes de países de toda América se reunieron hoy en Nueva York para analizar fórmulas con las que facilitar el acceso de la población a los servicios financieros, un paso considerado clave para combatir las desigualdades y permitir a las comunidades más pobres avanzar.

El foro -convocado entre otros por la Organización de Estados Americanos (OEA) y el Departamento de Estado estadounidense- reúne a delegados de gobiernos, organismos internacionales y del sector privado.

Para la OEA, la llamada "inclusión financiera" es fundamental para combatir la pobreza y la desigualdad en Latinoamérica y el Caribe, según dijo hoy a Efe su secretario general adjunto, Albert Ramdin.

De acuerdo a datos del Banco Mundial, menos de un 40 por ciento de la población de esas regiones tiene una cuenta bancaria y menos de un 10 por ciento ahorra en una entidad financiera.

El problema, a juicio de la OEA, se debe tanto a la falta de conocimientos y confianza en los servicios bancarios por parte de la población como a las barreras con que se encuentran los ciudadanos más desfavorecidos.

"El hecho de que la mayoría de la población de nuestros países no cumpla los requisitos para acceder a servicios bancarios es una muestra de desigualdad y debe ser tratada", resaltó Ramdin.

A modo de ejemplo, señaló que habitualmente los bancos ponen una serie de requisitos para la apertura de una cuenta corriente, estándares que, en su opinión, se deberían rebajar para ajustarse a la realidad de toda la población.

Ramdin consideró necesario un gran esfuerzo para educar a los potenciales clientes y combatir el escepticismo con el que ven a los bancos.

El asunto es también una prioridad para la Administración estadounidense, aseguró hoy a Efe la secretaria de Estado adjunta para Asuntos del Hemisferio Occidental, Roberta Jacobson.

"En los últimos años hemos visto cómo millones de personas han alcanzando la clase media en esta región. El crecimiento ha sido muy fuerte a nivel macroeconómico, pero hay millones de personas que se han quedado atrás, que no se han beneficiado", alertó.

Según Jacobson, "no hay manera de continuar con el crecimiento económico que hemos visto en los últimos años, o de ampliarlo, a menos que haya acceso al sistema financiero".

Para Estados Unidos, acercar los servicios de los bancos a toda la población es fundamental para que no se paguen comisiones indebidas y para ofrecer acceso al crédito sin ser víctima de "prestamistas depredadores".

Pese a las diferencias entre los países, algunas iniciativas puestas en marcha en Estados Unidos pueden aplicarse en Latinoamérica y el Caribe, agregó Jacobson.

Entre las experiencias a debate figuran varias puestas en marcha en la ciudad de Nueva York, donde las autoridades han optado por la "inclusión financiera" para luchar contra la pobreza.