Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Asegúrate de que entiendes en qué inviertes"

El principal consejo de los inversores españoles a sus hijos según un estudio de Legg Mason

En la imagen, billetes de euros.
En la imagen, billetes de euros.

La clave para invertir sin riesgo reside en el grado de conocimiento financiero que se posea. Sin duda, "entender en qué se invierte" es decisivo para la toma de decisiones futuras. Este es el principal consejo que los inversores españoles dan a sus hijos.

La conclusión ha sido extraída del estudio de Legg Mason, gestora de fondos de inversión, que ha realizado a más de 4.300 inversores de rentas altas (a partir de 200.000 dólares de activos disponibles para inversión) en 20 países y a 200 inversores en España.

El 62% de los encuestados lo toma como referencia, seguido de "Evita las decisiones a corto plazo basadas en las emociones" (52%) y "Sé cauto a la hora de tomar riesgos" (52%).

Además, poseer un asesor financiero evita incertidumbres en el inversor y le dota de mayor conocimiento, en conceptos clave de inversión hoy en día, como Tasa Interna de Retorno, Retorno Total, Inversiones sin Limitaciones o Inversiones Alternativas. El porcentaje de inversores que entendía bien o muy bien estos conceptos fue, en algunos casos, casi un 20% superior si los encuestados tenían un asesor, según Legg Mason.

Para el 42% de los españoles encuestados la mejor decisión de inversión ha sido "invertir el dinero que estaba depositado en efectivo o equivalente" (cuentas corrientes, fondos monetarios, etc). Además, estos opinan que otras decisiones que han aportado valor a sus inversiones en los dos últimos años son "cambiar sus hábitos de consumo para ahorrar/invertir más" (31%), "invertir en más productos y no sólo en bonos o acciones" (30%) y "adoptar un mayor riesgo para obtener mejores rentabilidades" (30%). Por otra parte, los encuestados que tienen un asesor destacan que "adoptar un mayor riesgo en sus carteras" (36%), "desarrollar un plan financiero" (32%) y "enfocar sus inversiones desde una perspectiva global" (29%) fueron las mejores decisiones.

Todas estas decisiones y experiencias tienen un reflejo en la distribución de las carteras y en las intenciones de inversión. Los inversores españoles han pasado de tener un 41% de sus carteras asignadas a efectivo en 2013 a un 19% en 2014. Esta reducción de más del 20% ha permitido que aumente la asignación en todas las clases de activos: en renta fija (un 9% más), en inmuebles destinados a la inversión (un 4% más), en activos alternativos (un 4% más) y en renta variable (un 2% más), comparado con los resultados del año pasado.

Si bien el aumento del peso de la renta variable es el menor de la encuesta, las acciones son el principal activo en el que los inversores españoles pretenden aumentar su asignación en los próximos 12 meses. Un 43% piensa aumentar su inversión en renta variable, el valor más alto de todos los encuestados europeos, seguido de un 33% de los inversores que aumentará su posición en efectivo, un 30% en renta fija, un 27% en activos alternativos y un 25% en inmuebles.

Preguntados sobre los activos en los que piensan reducir su exposición, un 23% de los encuestados españoles piensan reducir su inversión en efectivo, un 18% reducirán su inversión en renta fija, un 14% en inmuebles, un 9% en renta variable y un 8% en inversiones alternativas. Los inversores que tienen un asesor financiero opinan que la renta variable internacional es la mejor oportunidad de inversión en los próximos meses (49%), mientras que los que no tienen un asesor opinan que las acciones españolas son la mejor opción (54%).

Para Sophie del Campo, directora general de Natixis Global Asset Management, la inversión en renta variable europea es la mejor opción en estos momentos, ya que se ofrecen valoraciones atractivas que ofrecen grandes oportunidades a largo plazo frente a otros mercados. Para ella, la clave está en controlar la volatilidad y gestionar el riesgo, que son dos de las mayores preocupaciones de los inversores en la actualidad.

Otra recomendación radica en incluir en la cartera estrategias de renta fija global y flexible que puedan diversificar tanto a nivel geográfico como a nivel de calidad crediticia o clase de activos. Ya que en el caso concreto de los inversores españoles, la renta fija global le permite diversificar su sobre exposición tanto a España como a Europa.

Más información