Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La discreta puesta de largo de la ‘tienda de bandera’ de Zara en Madrid

Inditex abre al público su establecimiento de referencia en España en la 'milla de oro' de Madrid

Situado en la calle Serrano, el edificio tiene seis plantas y 2.400 metros de superficie comercial

La nueva tienda de Zara en la calle Serrano
La nueva tienda de Zara en la calle Serrano

No habrá fiesta de inauguración, pero el edificio estrella de Zara en España, la nueva tienda de Inditex en la calle Serrano, abre sus puertas este viernes en Madrid. Sigue la estela de los grandes locales inaugurados en Nueva York o Londres, lo que la empresa llama sus flagship, sus macrotiendas de bandera. Inditex aspira a tener uno de estos comercios emblemáticos en cada una de sus grandes plazas. En Madrid decidió ya en 2012 que estaría situado en la milla de oro madrileña, y todo está preparado para que comience a funcionar mañana.

La tienda de referencia de Zara ocupa el número 23 de la calle Serrano. El edificio entero, con 5.000 metros (2.415 de ellos, destinados a superficie comercial) es propiedad de Ponte Gadea, la inmobiliaria de Amancio Ortega, fundador de la cadena. Inditex alquila a su antiguo presidente (y su principal accionista) las seis plantas: cinco de ellas destinadas a las colecciones de ropa para hombre, mujer y niño y una última que funcionará como showroom, es decir, como espacio de presentación de colecciones para los profesionales del sector y otro tipo de eventos.

Vista exterior del nuevo edificio de Zara en Serrano ampliar foto
Vista exterior del nuevo edificio de Zara en Serrano

La tienda ha abierto esta mañana sus puertas para su presentación a la prensa. Es su única puesta de largo que tendrá. La reforma del edificio, de los años 20, ha durado 14 meses. Comenzó en febrero de 2013 y el proyecto es de la arquitecta gallega Elsa Urquijo, responsable de otros proyectos de gran envergadura para la firma como la tienda de Nueva York. El cambio es completo, pero se ha respetado por completo la fachada. El resto del inmueble se derrumbó y se volvió a levantar. Mientras en el exterior se ha mantenido el ladrillo original, el proyecto juega con el contraste con el interior, de cristal y pilares metálicos.

La plantilla que se hará cargo de este inmueble es la que ahora trabaja en la misma calle, frente a la actual tienda, donde la compañía tiene una tienda de Zara que ahora será reformada y pasará a ser ocupada por otra marca del grupo, Massimo Dutti, que a su vez abandona otro local más pequeño de la zona. Inditex está reorganizando sus locales, y apuesta ahora por tiendas más grandes que absorben a las pequeñas, en una estrategia que, según avanzó el presidente de la firma Pablo Isla en la presentación de resultados, terminará este año.

Más información