Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
CHILE ENERGÍA

Gobierno chileno invalida acuerdos sobre HidroAysén para estudiar más el tema

En la imagen, el nuevo ministro de Medio Ambiente, Pablo Badenier. EFEArchivo Ampliar foto
En la imagen, el nuevo ministro de Medio Ambiente, Pablo Badenier. EFE/Archivo EFE

El Gobierno chileno resolvió hoy invalidar unos acuerdos del anterior Ejecutivo sobre el megaproyecto energético HidroAysén, en la Patagonia, y anunció que se pronunciará sobre el asunto en un plazo de 60 días.

La construcción de las centrales hidroeléctricas en Aysén, un proyecto de unos 3.200 millones de dólares, se encuentra paralizada debido a 35 reclamaciones medioambientales, las cuales fueron en su mayoría resueltas en una reunión ministerial celebrada en enero cuando todavía era presidente Sebastián Piñera.

Sin embargo, un comité de ministros del nuevo Gobierno de Michelle Bachelet resolvió hoy invalidar los acuerdos alcanzados el pasado 30 de enero en una reunión encabezada por la entonces ministra de Medio Ambiente, María Ignacia Benítez.

El nuevo ministro de Medio Ambiente, Pablo Badenier, explicó hoy que se invalidará la resolución de la reunión de enero pasado porque tiene "vicios de ilegalidad".

"Estimamos que lo pertinente es que los recursos de reclamación puedan verse integralmente, creemos que con esta decisión las materias reclamadas vuelven a su cauce institucional", dijo Badenier a los periodistas al finalizar la reunión del comité.

"En el plazo legal de 60 días este comité de ministros se pronunciará sobre el fondo de las materias reclamadas de manera integral y simultánea como corresponde de acuerdo a la ley", agregó.

El proyecto HidroAysén, con una inversión estimada en 3.200 millones de dólares, consiste en la construcción y operación de cinco centrales hidroeléctricas, dos en el río Baker y tres en el río Pascua, ubicadas en la región de Aysén.

El complejo hidroeléctrico aportaría 2.750 megavatios al Sistema Interconectado Central (SIC), que abastece de electricidad al centro y sur del país, con una capacidad de generación media anual de 18.430 gigavatios.

El ministro de Energía, Máximo Pacheco, lamentó que la discusión sobre el déficit energético de Chile se haya centrado casi exclusivamente en el proyecto HidroAysén.

"El país sabe que este es un proyecto, tenemos que entender que tenemos muchos otros", señaló Pacheco.

Las centrales obtuvieron su aprobación medioambiental en 2011, pero la fuerte oposición de grupos ciudadanos y ambientalistas, que han interpuesto innumerables recursos judiciales y administrativos contra el proyecto, determinaron que fuera el gobierno el que adoptara la decisión final a través del Comité de Ministros.

Este consejo está integrado por los titulares de Medio Ambiente, Energía, Minería, Salud, Economía y Agricultura.